Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Estonia

Información extraída de nuestro INFORME 2022/2023

El país continuaba careciendo de una legislación integral contra la discriminación. La definición de violación seguía sin basarse en el consentimiento. El Parlamento aprobó enmiendas a la Ley de Fronteras del Estado que violaban el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Convención de la ONU sobre los Refugiados. Las parejas del mismo sexo sufrían discriminación en virtud de la Ley de Nombres.

Discriminación

En mayo, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial expresó preocupación porque el país seguía sin disponer de una legislación integral contra la discriminación. El Comité recomendó adoptar un plan nacional para poner fin a la apatridia y abordar el alto número de personas que seguían sin tener una nacionalidad determinada. Asimismo, recomendó que Estonia pusiera fin a su “enfoque represivo” de la promoción del idioma oficial, especialmente en relación con el acceso al empleo.

Derechos de las mujeres y de las niñas

En su primer informe de evaluación, basado en una visita realizada en febrero, el Grupo de Expertos en la Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica (GREVIO), encargado de vigilar la implementación del Convenio del Consejo de Europa sobre la materia, acogió con satisfacción los esfuerzos realizados en ese sentido, aunque lamentó que las medidas no abordaban aún todas las formas de violencia contra las mujeres de un modo holístico y general, así como la ausencia en el Código Penal de una definición de violación basada en el consentimiento.

Derechos de las personas refugiadas y migrantes

En julio, el gobierno aceleró la adopción de enmiendas a la Ley de Fronteras del Estado para permitir las expulsiones y devoluciones sumarias de migrantes y solicitantes de asilo por la guardia de fronteras sin examinar cada caso individualmente, y para denegar las solicitudes de protección internacional no presentadas en el paso fronterizo designado para ello. Tanto el ACNUR —la Agencia de la ONU para los Refugiados— como la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa habían expresado su preocupación y solicitado al Parlamento de Estonia que se abstuviera de aprobar tales disposiciones, que violaban el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Convención de la ONU sobre los Refugiados. Recordaron al Parlamento que la protección frente a la devolución es un derecho inderogable y, como tal, no puede negarse porque un país atraviese una situación de emergencia o porque lleguen personas de forma irregular.

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI)

A pesar de que varias sentencias del Tribunal Supremo establecían que el derecho fundamental a la familia se extendía a las parejas del mismo sexo que fueran parte de una unión civil registrada, con arreglo a la Ley de Nombres, aún no era posible tener un apellido común si no había matrimonio, lo que en la práctica impedía compartir apellido a estas parejas.

República de Estonia
Jefe del Estado: Alar Karis
Jefa del gobierno: Kaja Kallas