Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Albania

Información extraída de nuestro Informe 2016/17

Las comunidades romaní y egipciana continuaban viviendo en precarias condiciones de alojamiento y corrían peligro de sufrir desalojos forzosos. Más de 20.000 personas albanesas solicitaron asilo en la UE.

Las autoridades no hicieron progresos para llevar ante los tribunales a los responsables de la desaparición forzada, ocurrida en 1995, de Remzi Hoxha, macedonio de etnia albanesa cuya suerte y paradero seguían sin conocerse.

El gobierno empezó a cooperar con la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas en la localización e identificación de los restos de albaneses que habían sido víctimas de desaparición forzada entre 1944 y 1991 con los sucesivos gobiernos comunistas; sin embargo, al final de 2016 todavía quedaban exhumaciones pendientes. Unas 6.000 personas, según cálculos, continuaban desaparecidas.

En junio, las autoridades municipales de Tirana amenazaron con desalojar por la fuerza a más de 80 familias, en su mayoría romaníes y egipcianas, que vivían en la zona de Bregu i Lumit, ya que ésta corría peligro de verse inundada por el río Tirana. Las autoridades no notificaron debidamente el desalojo ni celebraron un verdadero proceso de consulta, y tampoco proporcionaron alojamiento alternativo. A raíz de la intervención de activistas del derecho a la vivienda y del defensor del Pueblo de Albania, los desalojos se suspendieron temporalmente al final de septiembre. Como parte de un “plan de intervención” propuesto por el alcalde de Tirana, se ofrecieron a las familias opciones sobre su desalojo y reasentamiento. Al final del año seguía sin estar claro si todas las familias tendrían acceso al reasentamiento y si las alternativas ofrecidas eran adecuadas y sostenibles.

En junio, un juez suspendió de su cargo al jefe de la Policía Nacional por abuso de autoridad y participación en la colocación de dispositivos de escucha telefónica en comisarías de policía. La reacción del primer ministro y del ministro del Interior fue acusar al juez de actuar al servicio de la oposición y menoscabar la independencia del poder judicial. Al final del año, el jefe de la Policía Nacional continuaba detenido en espera de juicio.

En julio, el Parlamento aprobó una reforma del sistema de justicia. Como parte de esa reforma se modificaron decenas de artículos de la Constitución y se introdujo nueva legislación para garantizar la independencia e imparcialidad del poder judicial y para prevenir las injerencias políticas y la corrupción.

Los cierres de fronteras en Grecia y Macedonia empujaron a la gente a buscar protección en Albania, donde se presentaron más de 1.000 solicitudes de asilo a las autoridades. Algunas personas refugiadas y migrantes que llegaron desde Grecia fueron devueltas sumariamente.

Según cálculos, 20.000 albaneses solicitaron asilo en países de la UE, la mayoría en Alemania, pero la mayoría de las solicitudes fueron rechazadas. En julio, el Parlamento Europeo propuso una lista común para toda la UE de “países de origen seguros” para procesar las solicitudes de asilo. En esa lista figuraba Albania. Esto hizo temer que las personas albanesas no tuvieran un proceso de asilo justo e individualizado.

Centros penitenciarios

En marzo, el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura expuso sus motivos de preocupación respecto a las condiciones de reclusión en Albania. El Comité documentó numerosos informes de personas detenidas, incluidos menores de edad, sobre malos tratos sufridos a manos de agentes de policía, que en algunos casos constituían tortura. Asimismo señaló que las condiciones de reclusión seguían siendo deficientes en varios lugares del país, y señaló también la ausencia de avances en la asistencia médica, las actividades y el tratamiento especializado que se ofrecían a los reclusos.

Derechos de la infancia

En mayo, la tortura y otros malos tratos contra menores de edad  —incluidos abusos sexuales contra niñas— en un orfanato de la localidad de Shkodra causaron indignación en todo el país cuando el fiscal del distrito reveló el alcance de los abusos. Cinco personas, entre ellas el ex director del orfanato, fueron detenidas.

República de Albania
Jefe del Estado: Bujar Nishani
Jefe del gobierno: Edi Rama
Ver más contenidos