Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

28 de junio: Día del Orgullo Gay y Lésbico

La homosexualidad sigue perseguida por ley en más de 70 países y en 8 puede suponer la pena de muerte

Amnistía Internacional pide al Gobierno polaco que ponga freno a la homofobia institucional a través de www.actuaconamnistia.org

Madrid.- Amnistía Internacional denuncia con motivo del Día del Orgullo Gay y Lésbico, mañana 28 de junio, que todavía más de 70 estados siguen persiguiendo por ley la homosexualidad. La organización reconoce que desde hace años la  persecución legal por orientación sexual ha retrocedido en gran parte del mundo: hoy en día ningún país europeo penaliza las relaciones homosexuales consentidas entre adultos, y entre los países de habla hispana, tan sólo siguen tipificadas como delito en Nicaragua.

Además, durante 2006, diferentes países promovieran legislaciones que avanzan en la equiparación de derechos de las personas LGBT: Ciudad de México aprobó una ley histórica en la que se reconocían las uniones entre personas del mismo sexo; y en República Checa se aprobó una ley que permitía a las parejas del mismo sexo inscribir su unión y les concede algunos de los derechos y obligaciones reconocidos a las parejas casadas, como el derecho a educar a los hijos, a heredar bienes y a recibir información sobre la salud de la pareja, así como la obligación mutua de pagar pensiones alimenticias.

Sin embargo, todavía 8 países incluyen en su legislación la condena a muerte por este motivo (Afganistán, Arabia Saudí, Irán, Mauritania, Pakistán, Sudán, Yemen y algunos estados del norte de Nigeria). En otros lugares, las personas homosexuales pueden ser condenadas a cadena perpetua o a diferentes penas de prisión.

En algunos estados, las autoridades políticas han promovido leyes que condenan las relaciones homosexuales o discriminan a las lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT): en Nigeria el Ministro de Justicia presentó en 2006 un proyecto de ley que penaliza los matrimonios entre personas del mismo sexo, la participación en dichos matrimonios y las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, ya sea en público o en privado; en Polonia, el Viceministro de Educación, presentó el pasado mes de marzo un proyecto para prohibir "la promoción de la homosexualidad o cualquier otra desviación" en los centros educativos de Polonia.

En algunos países donde formalmente no existen leyes que puedan ser utilizadas para castigar a las personas por su orientación sexual, sí que aplican en la práctica otras leyes no específicas, habitualmente referidas a conceptos como “escándalo público”, “conducta indecente” o “crímenes contra la familia”. En Arabia Saudí, en 2006, 250 personas fueron detenidas por asistir a una reunión social privada en la zona de Al´Ashamia, en Jizan;  20 hombres que se encontraban entre ellas fueron detenidos únicamente por su orientación sexual, real o aparente.

En un acto LGBT celebrado en Moscú (Rusia) el 27 de mayo, varios activistas LGBT fueron golpeados por contramanifestantes, y algunos fueron detenidos por los agentes rusos encargados de hacer cumplir la ley. El pasado 21 de mayo, las autoridades prohibieron en Lituania un acto por la tolerancia hacia las personas LGBT. En los dos últimos años también han sufrido ataques o han sido prohibidos actos similares en lugares como Polonia, Rumania y Moldavia.

Pide a Polonia que acabe con la homofobia institucional
“Si los desviados comienzan a manifestarse, habrá que aporrearlos”, declaró el pasado 11 de mayo de 2006 Wojciech Wierzejski, diputado de la Asamblea Nacional de Polonia. Declaraciones como ésta, que se repiten con demasiada frecuenta por parte de representantes políticos y miembros del Gobierno de Polonia, atentan contra el principio de no discriminación reconocido en la Carta de Derechos Humanos, y los compromisos que Polonia firmó al entrar en la UE.

Estas manifestaciones homófobas alimentan el clima de inseguridad con el que los colectivos LGBT ejercen su derecho a la libertad de expresión en Polonia. En 2005 y 2006, activistas de los derechos de las minorías sexuales fueron atacados en diferentes ocasiones cuando ejercían su derecho a la manifestación pacífica. En otras ocasiones han tenido que afrontar la prohibición de actividades públicas a favor de la tolerancia.

Amnistía Internacional ha puesto en marcha una ciberacción en www.actuaconamnistia.org para pedir al Presidente y al Primer Ministro polacos que frenen de una vez por todas el clima de hostilidad y la homofobia institucional creciente en este país de la Unión Europea.

Participación de AI en la Manifestación del Orgullo Gay en Madrid
Con el lema ¡Derechos aquí y allí! En muchos países ser lesbiana, gay, bisexual o transgénero todavía es un delito, la Sección Española de Amnistía Internacional se suma a la movilización próximo sábado 30 de junio, en conmemoración del Día del Orgullo Gay y Lésbico de Madrid a favor de los derechos humanos y libertades de las personas homosexuales, bisexuales y transgénero.

Cómo puedes ayudar