Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Manifiesto por un deporte libre de violencias sexuales

Selección Española de Fútbol Femenino celebrando su victoria
Selección Española de Fútbol Femenino celebrando su victoria en el Mundial de 2023. Foto: GTRES

La violencia sexual tiene múltiples manifestaciones y es una forma de violencia por razón de género, una forma de discriminación y una vulneración de derechos humanos. Las violencias sexuales afectan de manera desproporcionada a las mujeres y se producen de manera sistémica en todos los contextos políticos, culturales y sociales, ejerciéndose tanto en la vida privada como en la vida pública. El deporte es uno de los ámbitos en los que también ocurre, y lo hace de diferentes formas.
                                                                                                           
Recientemente, durante la entrega de medallas a las campeonas del Mundo de la selección femenina de fútbol por parte del ahora expresidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, éste besó a la jugadora Jennifer Hermoso sin su consentimiento. Esto ha visibilizado cómo el ámbito deportivo no escapa a la violencia sexual y que son necesarias medidas estructurales de prevención, detección, investigación, sanción y reparación efectivas en las instituciones deportivas como la Federación.

Es imprescindible que tanto las instituciones deportivas como las autoridades tengan un compromiso de tolerancia cero con cualquier conducta de violencia sexual.

Firma por un deporte en el que:

- Se combata la violencia sexual, mediante la adopción de medidas para prevenirla, detectarla y, en caso de producirse, dar recursos efectivos y proteger adecuadamente a la víctima.

- Se garantice no solo el diseño, sino la puesta en marcha y cumplimiento efectivo de códigos de conducta y protocolos de actuación efectivos y adecuados.

- Se asegure a todas las mujeres y niñas la oportunidad de practicar deporte en un ambiente seguro, que las apoye, y que respete los derechos, la integridad, la dignidad y la igualdad;

En Amnistía Internacional tenemos claro que un comportamiento no consentido es una forma de violencia sexual que, como cualquier otra, no puede justificarse de ninguna manera. Por eso, firma este manifiesto de tolerancia cero hacia actos de violencia sexual, machismo o sexismo en el deporte.

¡Firma!

Firma la petición

Ayúdanos a llegar a 20.000

Completa el siguiente formulario:

Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad