Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Firma por el alto el fuego en Gaza e Israel

En primer plano una mujer con un niño en brazos saliendo de la zona atacada
Varias personas evacuan la zona tras un ataque aéreo israelí contra la mezquita de Sousi en la ciudad de Gaza el 9 de octubre de 2023. (Foto de MAHMUD HAMS/AFP vía Getty Images)

La escalada sin precedentes de las hostilidades entre Israel, Hamás y otros grupos armados se ha cobrado un precio devastador entre la población civil. El número de víctimas y la magnitud de la destrucción en la Franja de Gaza ocupada no tienen precedentes.

Un alto el fuego duradero es la única forma de prevenir más muertes y sufrimiento y al mismo tiempo, asegurar que se implementan las medidas solicitadas por la Corte Internacional de Justicia para prevenir el genocidio.

¿Cuál es el problema?
Los despiadados bombardeos de Israel siguen matando civiles en Gaza a un ritmo terrible. Siete meses después del fatídico 7 de octubre, más de 35.000 personas palestinas han muerto en Gaza, de las que 8.000 eran menores. Otras 80.000 han resultado heridas.

Gran parte del norte de Gaza ha quedado destruido y 1.7 millones de personas se encuentran desplazadas internamente Y el sistema sanitario ha colapsado. Al mismo tiempo, al menos 132 rehenes israelíes siguen secuestrados.

El número escandalosamente elevado de víctimas mortales, la destrucción generalizada, el hambre y la desnutrición provocadas, la denegación deliberada de ayuda humanitaria como parte de un asedio ilegal, la retórica racista y deshumanizadora de los funcionarios israelíes y el contexto más amplio del sistema de apartheid de Israel son señales de advertencia del riesgo real de genocidio en Gaza.

Por otra parte, mientras todas las miradas están puestas en Gaza, el ejercito y colonos israelíes han desencadenado una oleada de violencia brutal en la Cisjordania ocupada, cometiendo homicidios injustificados y exhibiendo un desprecio escalofriante por las vidas palestinas.

No le dieron ni una oportunidad. En un instante, mi hermano fue eliminado. Dispararon tres balas sin piedad. No había enfrentamientos... no había conflicto.

Fatima, hermana de Taha Mahamid, de 15 años, asesinado en Cisjordania

Cada día que pasa se pierden más vidas y la catástrofe humanitaria en Gaza empeora.

Un alto el fuego duradero y acatado por todas las partes podría aliviar el sufrimiento en Gaza, poner fin a los ataques ilegales, ayudar a garantizar la liberación de rehenes y permitir que las agencias de ayuda humanitaria hagan llegar a la Franja combustible, alimentos, agua y suministros médicos.

Firma nuestra petición para exigir a todas las partes un alto el fuego inmediato que ponga fin al derramamiento de sangre en Gaza.

¿Qué puedes hacer para ayudar?
Firma nuestra petición e insta a líderes de todo el mundo a que exijan a todas las partes un alto el fuego inmediato y pongan fin a la catástrofe humanitaria que se está produciendo en Gaza.

¡Firma!

Firma la petición

Ayúdanos a llegar a 150.000

Firma y enviaremos esta petición en tu nombre para que se declare un alto el fuego inmediato, acatado por todas las partes.

Completa el siguiente formulario:

Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad