Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

España: ¡No golpeen a manifestantes!

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 61.300 firmantes

Petición antes del cierre

Funcionarios de policía han golpeado con sus porras y disparado pelotas de goma contra personas que se manifestaban pacíficamente. ¡Actúa!

Esta acción ha finalizado (23 de enero de 2013) Gracias a las más de 61.000 personas que han firmado esta acción exigiendo al gobierno la realización de una investigación exhaustiva e imparcial de la actuación policial ocurrida el pasado 25 de septiembre de 2012 en los alrededores del Congreso de Diputados de Madrid.

Todas estas firmas han sido entregadas al Ministro de Interior mediante un acto público y se le ha pedido una reunión para que nos informe de los avances en relación a las peticiones.

La organización va a seguir trabajando para conseguir que no haya impunidad efectiva para los agentes policiales que cometen abusos y violaciones de derechos humanos, instando a las autoridades que tomen todas las medidas necesarias para garantizar que hay investigaciones prontas, exhaustivas e independientes y se castiga a los responsables. Las normas internacionales de derechos humanos claramente establecen que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley tienen el deber de evitar o minimizar el uso de la fuerza en todo momento y aplicar criterios de proporcionalidad y necesidad en el ejercicio de sus funciones.

Petición antes del cierre:
Funcionarios de policía han golpeado reiteradamente con porras a personas que se manifestaban de manera pacífica en protesta de los recortes en el contexto de crisis económica, incluso en cabeza y cuello, causándoles graves lesiones. Amnistía Internacional denuncia que en varios países de la Unión Europea, concretamente en España, Grecia y Rumanía, algunas personas han sufrido heridas provocadas por armas de fuego, o por otro tipo de material antidisturbios como pelotas de goma o gases lacrimógenos. El uso excesivo de la fuerza por parte de los miembros de la policía no ha sido investigado ni castigado por las distintas autoridades responsables.

Amnistía Internacional denuncia el uso excesivo de la fuerza por parte de los funcionarios de policía, así como la utilización de las denominadas armas “menos letales” o material antidisturbios. También preocupa la falta de investigaciones efectivas. En muchos casos las denuncias de estos abusos son archivadas sin apenas investigación, y en otros casos ni siquiera se ha realizado. Ante la falta de rendición de cuentas de la policía, cabe la posibilidad de que se sigan cometiendo abusos.

En España, varios testimonios recogidos por la organización durante estos dos últimos años, imágenes distribuidas por distintas redes sociales, e información recogida en los medios de comunicación sobre las operaciones policiales en distintas manifestaciones, han mostrado un uso de la fuerza excesivo por parte de los policías, así como la utilización de material antidisturbios, contra manifestantes que ejercían su derecho de forma pacífica, contraviniendo estándares internacionales de derechos humanos.

Tras la actuación policial del pasado 25 de septiembre en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, Amnistía Internacional se ha dirigido al Ministerio de Interior mostrando preocupación por la actuación de los agentes antidisturbios dentro de la estación de cercanías de Atocha y contra manifestantes pacíficos.

Pide al Ministro de Interior que se realice una investigación imparcial y exhaustiva sobre estos hechos. También que investigue y adopte medidas en relación a las denuncias relativas a que los policías uniformados no iban correctamente identificados a pesar de la obligatoriedad para ello.