Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

En el país donde queremos vivir, el derecho a la vivienda está protegido.

Dos jovenes con cajas de mudanza

El pasado 17 de mayo, el Senado aprobó la primera Ley estatal de Vivienda en democracia, en vigor desde el 24 de mayo.

Pero seguimos reclamando medidas. No todas nuestras reclamaciones han sido recogidas y la aplicación de esta ley depende ahora del impulso del Gobierno central y de la voluntad política de las Comunidades Autónomas. Pero es un paso adelante en una protección que era necesaria y urgente ante las dificultades de millones de personas en nuestro país para acceder a una vivienda.

Ahora toca vigilar que se implementen estas medidas. Ante estas elecciones y gobierne quien gobierne después, se lo recordaremos. Firma el manifiesto para que en el país donde queremos vivir, el derecho a la vivienda sea una prioridad.

¡Firma!

Estas son las 14 peticiones que enviaremos en tu nombre al próximo gobierno:

Firma la petición

Ayúdanos a llegar a 100.000

Completa el siguiente formulario:

Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad