Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Yo Acojo

A continuación os ofrecemos una recopilación de algunos términos vinculados al trabajo con personas refugiadas.

Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. Es la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. Fue creada en 1950 por la Asamblea General de la ONU.

Protección o refugio que dispensa un país a aquellas personas extranjeras a quien se reconoce la condición de refugiado. El reconocimiento de este derecho comporta además la adopción de, entre otras que pueden recogerse en los correspondientes tratados internacionales, las siguientes medidas: concesión de la autorización para residir en España, expedición de los documentos de viaje e identidad que sean necesarios y concesión de autorización para desarrollar actividades laborales, profesionales o mercantiles.

La Convención de Ginebra de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo Adicional de Nueva York de 1967. Base e instrumentos legales fundamentales que, desde que fueron aprobados, han permitido proteger a millones de personas refugiadas en todo el planeta. Ambos documentos establecen quién es una persona refugiada, así como la protección legal, asistencia y derechos sociales que deben asegurar los Estados firmantes.

 

 

Aquella persona que ha sido forzada a dejar su hogar por las mismas razones análogas a las del refugiado (conflicto armado, violencia generalizada, violación de los derechos humanos, persecución, etc.), pero que no atraviesa ninguna frontera sino que permanece dentro de los límites de su país de nacionalidad. Legalmente, los desplazados continúan bajo la protección de su gobierno, aunque este sea el responsable de su huida.

Figura jurídica reconocida en la legislación española que puede amparar a las personas procedentes de países extracomunitarios que no reúnen los requisitos para ser reconocidas como refugiadas pero que tienen motivos fundados para creer que si regresasen a su país de origen, se enfrentarían a un riesgo real de sufrir graves daños para su vida e integridad, y que no pueden o, a causa del citado riesgo, no quieren acogerse a la protección de ese país.

Herramienta jurídica que permite volver a reunirse en el país de acogida a la familia que se vio obligada a separarse. La reagrupación o reunificación familiar protege a las personas refugiadas, mejora sensiblemente su calidad de vida y la situación social y económica de la familia reagrupada. Las medidas sobre reagrupación familiar deben adoptarse de conformidad con la obligación de proteger a la familia y respetar la vida familiar que se consagra en numerosos instrumentos del derecho internacional.

Instrumento de protección para las personas refugiadas. En ocasiones, los refugiados son reasentados en un país distinto al primer país de acogida. Esta opción se toma cuando el primer país de acogida no puede garantizar la seguridad e integridad del refugiado; no puede afrontar la llegada de una gran cantidad de refugiados en un periodo de tiempo o existan en el segundo país de acogida mayores y mejores posibilidades para la integración social efectiva de la persona refugiada.

La Convención de Ginebra de 1951 establece que una persona refugiada es aquella que "debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opinión política se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país". Esta definición también incluye a las personas que huyen de conflictos armados o situaciones de violencia generalizada, personas que también son consideradas genéricamente como refugiadas.

A diferencia del reasentamiento, la reagrupación familiar o la protección subsidiaria, no se trata de una ruta legal y segura, sino que se trata de un mecanismo de emergencia, aprobado en el Marco de la Agenda Migratoria presentada por la Comisión Europea en mayo de 2013, con el objetivo de aliviar la presión sobre países con fronteras exteriores de la Unión Europea (UE), fundamentalmente Grecia e Italia. En concreto, consiste en el traslado a otros países de la UE de las personas solicitantes de asilo llegadas a estos países. Esta propuesta de reubicación debe aplicarse como una medida de carácter temporal. Para alcanzar una solución sostenible deben adoptarse otras medidas, como un mayor número de rutas seguras y legales, un sistema de asilo común con igualdad de derechos en toda la UE, y libertad de circulación para las personas refugiadas. Por último, los planes de reparto de las personas refugiadas deben tener en cuenta las necesidades y la voluntad de las personas afectadas y respetar el derecho a la unidad familiar.

 Son una serie de herramientas y figuras jurídicas utilizadas para proteger los derechos de las personas que se ven obligadas a abandonar sus países debido a conflictos armados, persecuciones, pobreza, etc. Entre ellas, destaca la figura del reasentamiento, la protección subsidiaria o la reagrupación familiar, entre otras.

Persona que solicita su reconocimiento en otro país como persona refugiada y que se encuentra a la espera de resolución de su solicitud.