Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
Folleto turístico. © AI

¿Es la ocupación de los Territorios Palestinos por parte de Israel un negocio?

Por Carlos de las Heras, Campaigner sobre Israel y TPO en Amnistía Internacional España, 

El pasado mes de junio se cumplieron 52 años desde que Israel comenzara a ocupar los Territorios Palestinos de, fundamentalmente, Cisjordania y Jerusalén Oriental. Desde 1967, la política del gobierno israelí ha sido promover la creación y expansión de asentamientos en estos territorios. A lo largo de todos estos años, más de 50,000 casas e infraestructuras palestinas, como granjas o fábricas, han sido demolidas. Al mismo tiempo, decenas de miles de personas han sido desalojadas por la fuerza de sus propiedades.

En su lugar, más de 600,000 colonos israelíes han construido numerosos asentamientos. Asentamientos que ocupan aproximadamente 2.000 km2 de tierra palestina. Asentamientos que actualmente superan los 250 emplazamientos, con poblaciones que van desde los 100 a los 37,000 habitantes. Asentamientos que están protegidos por una red de puestos de control militares israelíes y que cuentan con caminos que solo pueden utilizar los colonos. Asentamientos que son ilegales según el derecho internacional y que constituyen un crimen de guerra. La mayoría de los Estados y organismos internacionales han reconocido la ilegalidad de estos asentamientos, pero a pesar de ello, Israel sigue, no solo manteniendo, sino construyendo miles de nuevas unidades habitacionales.

¿Cuáles son las consecuencias de esta ocupación?

Desplazamiento forzoso, confiscación de tierras y recursos naturales, demolición de casas y propiedades, restricción de la libertad de circulación… Todo ello, con un efecto demoledor en los derechos de la población palestina: derecho a un nivel de vida adecuado, al trabajo, a la vivienda, a la salud y a la educación. Además, sobra decir que esta ocupación ha paralizado progresivamente la economía palestina.

¿Dónde está el negocio?

Resulta que, en los últimos años, al mismo tiempo que crecían los asentamientos, Israel ha venido aumentado el apoyo a la industria turística ligada a los mismos, asignando recursos económicos considerables al desarrollo de atracciones turísticas y de infraestructuras. Este apoyo ha llegado al mismo tiempo que el país ha visto cómo crecía el número de visitantes; en 2018, Israel recibió a más de cuatro millones de visitantes, una cifra récord.

Activistas de Amnistía Internacional se visten de turistas para protestar frente a las oficinas de TripAdvisor por ser cómplices con la existencia y expansión de los asentamientos israelíes ilegales. Te contamos por qué.

Activistas de Amnistía Internacional se visten de turistas para protestar frente a las oficinas de TripAdvisor por ser cómplices con la existencia y expansión de los asentamientos israelíes ilegales. © AI/Dani Vilaró

¿El resultado? Promover la ocupación como un destino turístico genera beneficios económicos. No podemos obviar que la mayoría de los visitantes extranjeros entran también en los Territorios Palestinos Ocupados y visitan importantes atracciones turísticas como el Parque Nacional Ciudad de David, en Jerusalén Oriental, o el Mar Muerto, entre otros. Y no podemos ignorar que el turismo deja dinero.

Pero además de estos beneficios económicos, el gobierno israelí también tiene razones políticas e ideológicas para desarrollar la industria turística en Cisjordania. Por un lado, numerosos grupos de colonos subrayan la relación histórica del pueblo judío con la región, y por otro, Israel ha construido muchos de sus asentamientos cerca de yacimientos arqueológicos para hacer explícito el vínculo que une el moderno Estado de Israel con su historia judía, ignorando la importancia de los periodos no judíos en yacimientos arqueológicos y sitios históricos.

¿Y las empresas? ¿Qué papel juegan?

Es indudable que el crecimiento de los asentamientos ha dado beneficios económicos a Israel, pero no solo al Estado. Aquellas empresas que operan en territorio ocupado también han sacado rédito. Resulta que Israel, para sostener y expandir su política de asentamientos, incentiva económicamente a las empresas que trabajan en los sectores que operan en los Territorios Palestinos Ocupados. ¿Cómo? Por ejemplo, ofreciendo toda una serie de ventajas para el desarrollo de, no solo infraestructuras, sino también, de atracciones turísticas.

Y si hay un tipo de empresa ligada al turismo, éstas son las empresas digitales. Compañías que dominan la industria multimillonaria del turismo global en Internet y que han revolucionado la forma en que el mundo hace turismo. ¿Quién no se ha organizado un viaje en webs como Expedia? ¿Quién no busca alojamientos en Airbnb o Booking.com? ¿Quién no ha consultado TripAdvisor para encontrar un buen restaurante o recomendaciones para visitar uno u otro lugar?

Sitio arqueológico de Ancient Shiloh

Sitio arqueológico de Ancient Shiloh © Amnesty International

Pues bien, todas estas empresas anuncian también numerosos hoteles, hostales, atracciones y visitas en asentamientos israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados, y lo hacen pese a saber que los asentamientos israelíes son ilegales y pese a saber que tienen un impacto negativo en la población palestina. Las cuatro empresas afirman que sus operaciones se rigen por elevados valores éticos y respetan el Estado de derecho. Sin embargo, ninguna de estas normas parece influir en sus decisiones en relación con los anuncios en asentamientos.

TripAdvisor. Certificado de Ocupación.

Una de las empresas digitales cuya política en los asentamientos es más preocupante es TripAdvisor. TripAdvisor constituye el sitio web de turismo online más visitado por los turistas extranjeros en Israel, y promociona más alojamientos (al menos 70) y en más asentamientos (27) que ninguna otra empresa digital turística, con excepción de Airbnb, que se comprometió en noviembre de 2018 a eliminar la mayoría de los alojamientos que promocionaba en asentamientos. Lamentablemente, siete meses después, este compromiso aún no se ha cumplido.

Al hacer negocios en relación a los asentamientos, las cuatro empresas están contribuyendo al mantenimiento, desarrollo y expansión de unos asentamientos ilegales, y beneficiándose de ello, lo que equivale a crímenes e guerra tipificados en el derecho penal internacional. Su promoción de los asentamientos israelíes en los TPO como destino turístico también tiene el efecto de “normalizar” y legitimar ante la opinión pública lo que el derecho internacional reconoce como una situación ilegal.

Al anunciar más de 70 propiedades, actividades y atracciones, TripAdvisor está impulsando la economía de estos asentamientos y contribuyendo a su expansión. Además, promocionarlos como destino turístico, contribuye a “normalizarlos” y legitimarlos ante la opinión pública.

Volvamos al principio: Los asentamientos son ilegales según el derecho internacional y su creación constituye un crimen de guerra. ¿Convierte ésto en cómplice de violación de los derechos humanos a TripAdvisor? La respuesta a esta pregunta la tiene la compañía… y por eso, este lunes 22 de julio, Amnistía Internacional visita la oficina de TripAdvisor en Barcelona; para preguntar y pedirle que se comprometa a no anunciar ni promover de ninguna otra forma propiedades, actividades ni atracciones en asentamientos israelíes ilegales o gestionadas por colonos en los Territorios Palestinos Ocupados. Solo así estará libre de complicidad a la hora de beneficiarse con unos asentamientos cuyo establecimiento y mantenimiento constituyen crímenes de guerra.

Tú también puedes pedírselo a TripAdvisor. Entra en Destino Ocupación, infórmate y actúa.