Jaime Romera, sospecha que su tío está en una fosa común

“Mi tío (Arsenio) todavía está enterrado en la cuneta de la carretera de Barcones, pero no sabemos dónde... le mataron por sus ideas. Mi ilusión es que un día podamos encontrar sus restos… y darle una sepultura en condiciones.”

Arsenio era sindicalista. Le detuvieron el 21 de julio de 1936 y, varias semanas después, a su familia le contaron que le habían matado y enterrado en una fosa común.

Desde entonces, no han parado de buscarle. La ‘Asociación Recuerdo y Dignidad’ ha denunciado el caso de Arsenio, pero el Estado español no ha hecho nada para encontrar sus restos.

La ilusión de Jaime es encontrar los restos de su tío para darles una sepultura digna y que se sepa lo que pasó con el fin de que no vuelva a pasar nunca más.

Su caso no es único. Se estima que miles de personas fueron víctimas de desaparición forzada durante la guerra civil y el franquismo. Los restos de muchas de ellas están en fosas comunes de todo el territorio español. Sus familias mantienen viva la ilusión de conseguir justicia.

Miles de víctimas de la guerra civil y el franquismo, y sus familias, mantienen viva la ilusión de conseguir justicia.

Que la consigan no es cuestión de suerte. Firma para enviar esta carta a los partidos políticos en el Congreso y pide que este año por fin se haga justicia.

Llevamos 241.946 firmas

No has introducido este dato.

No has introducido este dato.

No has introducido este dato.

No has introducido este dato.

Firma