Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Se teme por activistas detenidos en Damasco

Razan Ghazzawi, activista detenida en Damasco. © Jillian York

Salvo que estén acusadas de algún delito, las autoridades sirias deben dejar en libertad a un grupo de al menos 14 personas que fueron detenidas el jueves en Damasco al irrumpir las fuerzas de seguridad en el Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

Un abogado radicado en Siria ha contado a Amnistía Internacional que entre los detenidos se encuentran el director del centro, Mazen Darwish, y el bloguero sirio-estadounidense Razan Ghazzawi.

Las fuerzas de seguridad se llevaron detenidas a las 14 personas hacia la una de la tarde del jueves, y se cree que están recluidas en la sede de los servicios de inteligencia de la Fuerza Aérea.

“Tememos que todas o algunas de las personas detenidas hoy en el Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión sean presos de conciencia”, manifestó el pasado jueves Ann Harrison, directora adjunta interina del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“En tal caso, deben ser puestas en libertad de inmediato y sin condiciones. Si no, han de ser acusadas formalmente de algún delito común reconocido internacionalmente y juzgadas de acuerdo con las normas internacionales sobre juicios justos.”

"Tienen que ser protegidas también de la tortura y otros malos tratos mientras continúen detenidas."

Las detenciones se produjeron horas antes de una votación de la Asamblea General de la ONU en que se esperaba que se aprobase una resolución de condena de las brutales medidas de represión del gobierno sirio, que se han cobrado la vida de más de 5.700 personan en los últimos 11 meses.