Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Los cambios en el gobierno no deben generar impunidad

En un discurso pronunciado el 6 de mayo, la Presidenta interina de la República Centroafricana, Samba-Panza se comprometió a reorganizar su gobierno y hacerlo más inclusivo y representativo. © ALAIN JOCARD / AFP / Getty Images.

La presidenta interina de la República Centroafricana, Catherine Samba-Panza, debe garantizar que los cambios llevados a cabo en la composición del gobierno no van a generar una situación en que presuntos responsables de delitos de derecho internacional se valgan de su cargo para disfrutar de impunidad, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

La organización ha pedido también a la presidenta Samba-Panza que vele por que los presuntos responsables de participación en crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y otros abusos graves contra los derechos humanos son investigados y obligados a rendir cuentas en juicios justos.

“Amnistía Internacional considera que si hay razones para sospechar que una persona ha cometido delitos de derecho internacional o abusos contra los derechos humanos, no debe permitírsele ocupar puestos de autoridad en los pueda volver a cometer tales delitos y abusos”, ha explicado Christian Mukosa, investigador de Amnistía Internacional para África central.

“La impunidad no debe tener cabida en la República Centroafricana. Es esencial que los presuntos responsables de participación en los terribles abusos contra los derechos humanos que se han cometido en el país en los últimos meses sean investigados, juzgados, condenados y retirados de todo puesto puesto de autoridad que puedan utilizar para disfrutar de impunidad.”

“El gobierno de transición debe garantizar que los miembros de la milicia antibalaka, Seleka y sus respectivos aliados, presuntamente responsables de participación en abusos contra los derechos humanos son puestos a disposición judicial a fin de que pueda dar comienzo el largo viaje en pos de paz duradera y respeto por derechos humanos.”

En un discurso que pronunció ante el Consejo Nacional de Transición el 6 de mayo, la presidenta Samba-Panza prometió restructurar su gobierno para hacerlo más inclusivo y representativo.