Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Filipinas: Las declaraciones de Duterte animan a cometer homicidios en masa

TED ALJIBE/AFP/Getty Images

En respuesta a las declaraciones realizadas por el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, respecto a que él “personalmente” mató a presuntos delincuentes mientras era alcalde de la ciudad de Davao, Rafendi Djamin, director de Amnistía Internacional para el Sudeste Asiático y Oceanía, ha manifestado:

“La declaración del presidente Duterte de que él personalmente mató a presuntos delincuentes eleva a un nuevo nivel el significado de violencia ‘autorizada por el Estado’. El cima de impunidad en Filipinas se ha intensificado aún más desde que el presidente Duterte inició en julio su brutal represión contra presuntos consumidores y traficantes de drogas, con una oleada de homicidios ilegítimos que se ha cobrado más de 5.000 vidas en todo el país. Al alardear sobre sus manos manchadas de sangre, el presidente envalentonará aún más a la policía y los grupos parapoliciales para que violen flagrantemente las leyes y cometan más ejecuciones extrajudiciales sin temor a tener que rendir cuentas.”

“El presidente Duterte debería estar cumpliendo sus obligaciones ordenando investigaciones sobre estos homicidios y llevando a los responsables ante la justicia, no declarando que ha participado en ellos. Este tipo de declaraciones siguen dando a todo el mundo, incluida la policía filipina, licencia para matar con el conocimiento de que gozan de la protección del presidente.”

Instamos al presidente Duterte a poner fin de inmediato a los homicidios ilegítimos, y a transmitir un mensaje que indique claramente que no se anima al uso ilegítimo de la fuerza. Las autoridades filipinas deben abandonar el sangriento camino que han emprendido y deben cumplir con su deber de proteger a todas las personas, poniendo fin a la incitación a la violencia.”

Cómo puedes ayudar