Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Es necesaria una investigación sobre el secuestro y homicidio de periodistas y políticos

Londres.- Amnistía Internacional ha condenado los homicidios de al menos 21 civiles, entre los cuales había periodistas y familiares de un político, en la provincia meridional filipina de Maguindanao; son los primeros homicidios registrados en relación con las elecciones nacionales, previstas para mayo de 2010.

 

Según informes, alrededor de un centenar de hombres armados tendieron una emboscada y secuestraron a un grupo de unas 45 personas.  El ejército recuperó los cadáveres de 13 mujeres y 8 hombres, algunos de ellos mutilados.

 

“Estos homicidios vienen a subrayar el peligro al que se enfrentan los civiles en el periodo previo a las elecciones nacionales. Las autoridades deben poner en marcha de inmediato una investigación independiente y eficaz sobre estos asesinatos y garantizar que hacen todo lo que pueden para impedir que se cometan homicidios y otros actos de violencia” afirmó Donna Guest, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía.

 

La hermana y la esposa de Esmael Mangudadatu, vicealcalde de la localidad de Buluan, se disponían a presentar el certificado de candidatura de Esmael como gobernador provincial cuando sufrieron el ataque.

 

La provincia de Maguindanao fue escenario de violencia generalizada en torno a anteriores convocatorias electorales.

 

Amnistía Internacional ha sido informada de que al menos había 12 periodistas entre las personas que sufrieron el ataque. Se desconoce a cuántos mataron.

 

Fuerzas armadas particulares que a menudo trabajan a sueldo de familias ricas y políticamente influyentes de Mindanao han cometido abusos con impunidad.

 

“El gobierno debe prohibir y desarticular las fuerzas armadas privadas y paramilitares de inmediato. Además, debe establecer normas inequívocas en relación con la protección de los derechos humanos y garantizar su cumplimiento, especialmente durante el periodo electoral, en el que podría aumentar el número de homicidios por motivos políticos” aseguró Donna Guest.