Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

México: Los 43 de Ayotzinapa

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 21.985 firmantes

Gracias a todas las personas que han participado en esta ciberacción. A pesar de que todavía no sabemos el paradero de los 43 estudiantes desaparecidos,  tu firma ha contribuido a que las desapariciones en México se sigan investigando.  El 21 de octubre de 2016, el gobierno mexicano detuvo a la persona encargada de la policía municipal de Iguala la noche de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en septiembre de 2014, lo cual supone un avance importante para la investigación de estos crímenes. Sin embargo, la representación legal de los estudiantes ha declarado públicamente que la oficina del fiscal general no les permitirá interrogar al detenido, a pesar de que lo habían acordado previamente y que la leyes federales lo permiten.

En Amnistía Internacional seguiremos trabajando para que se haga la luz por este caso y por muchos otros, y para que las autoridades mexicanas agilicen la aprobación de la ley general sobre desapariciones, lo que constituiría un paso adelante en la lucha contra impunidad en casos de desapariciones.

Petición antes del cierre

La noche de Iguala se tragó a 43 estudiantes el 26 de septiembre de 2014. Las autoridades deben hacer la luz sobre ellos y sobre las decenas de miles de personas que se encuentran desaparecidas en México.

26 de septiembre de 2014. Iguala. México.

5 autobuses son interceptados por policía local. 43 estudiantes desaparecen.

El caso sale a la luz pública y los potentes focos de la prensa mundial alumbran este caso. El escándalo es mayúsculo, incluso en México, un país en el que miles de personas desaparecen cada año.

Siguiendo el rastro de los 43 estudiantes, aparecen en la tierra de Iguala fosas comunes con restos humanos. No son los estudiantes. Son otras personas que desaparecieron a las que nunca encontraron. Y es que la criminalidad, la impunidad, la falta de voluntad política, el miedo, la incompetencia, la connivencia entre funcionarios y delincuentes mantienen el paradero de miles de personas en la oscuridad más absoluta en México.  

El presidente Enrique Peña Nieto prometió hace dos años una ley general sobre desaparición de personas en México. Pero al día de hoy, la iniciativa de ley se encuentra estancada. A partir del 1 de septiembre el Senado reanuda sus sesiones y tiene la oportunidad de hacer realidad una ley sólida que ayude a llevar luz a los familiares, que esperan en sus casas las llegadas de sus seres queridos.