Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Hong Kong: Las detenciones en virtud de la ley de seguridad nacional por publicaciones en las redes sociales vulneran la libertad de expresión

Getty Images

En respuesta a la detención de cuatro activistas estudiantiles de Hong Kong por “incitar a la secesión” en aplicación de la nueva legislación de seguridad nacional de la ciudad por unas publicaciones recientes en las redes sociales, Nicholas Bequelin, director regional de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía, ha declarado:

“Esta primera operación policial coordinada de aplicación de la ley de seguridad nacional de Hong Kong representa un momento importante y alarmante para el derecho a la libertad de expresión en la ciudad. Según declaraciones policiales, los cuatro activistas han sido detenidos únicamente por expresar sus opiniones de manera pacífica. También es preocupante que las autoridades hiciesen hincapié en su facultad para investigar ‘delitos’ fuera de Hong Kong.”

El hecho de cuatro jóvenes puedan ser condenados a cadena perpetua por unas publicaciones en las redes sociales deja al descubierto la naturaleza draconiana de la ley de seguridad nacional. La idea de que ahora se pueda encarcelar a cualquier persona por expresar su opinión política en Facebook o Instagram transmite un mensaje paralizante a toda la sociedad hongkonesa.”

“El derecho internacional de los derechos humanos no permite a los Estados restringir toda expresión pacífica en nombre de la seguridad nacional. No se debería detener a ninguna persona sólo por expresar una opinión contraria a la del gobierno.”

“Las autoridades de Hong Kong deben poner fin al uso de la seguridad nacional como pretexto para restringir excesivamente la libertad de expresión y otros derechos humanos.”

Información complementaria

La policía de Hong Kong comunicó el miércoles por la noche la detención en aplicación de los artículos 20 y 21 de la ley de seguridad nacional de cuatro activistas (tres hombres y una mujer) de entre 16 y 21 años que habían “declarado recientemente la creación (en el extranjero) de [una] organización(es) que promueve(n) la independencia de Hong Kong”.

Los cuatro estudiantes habían sido miembros del grupo independentista Studentlocalism, que anunció públicamente la disolución de su filial hongkonesa la víspera de la entrada en vigor de la ley de seguridad el 30 de junio. Al mismo tiempo, fundó una filial estadounidense para la membresía en el extranjero.

Un grupo llamado “partido Iniciativa por la Independencia”, fundado, según informes, por exmiembros de Studentlocalism que ahora residen fuera de Hong Kong, publicó una declaración anunciando su fundación en sus cuentas de Facebook e Instagram el 21 de julio.

La policía registró el miércoles los domicilios del exdirigente de Studentlocalism Tony Chung y al menos uno de los otros estudiantes y confiscó ordenadores, teléfonos y documentos.

La ley de seguridad nacional tipifica como delito los actos de “separatismo, subversión, terrorismo y connivencia con fuerzas extranjeras o externas” y establece para ellos una pena mínima de tres años de prisión y una pena máxima de cadena perpetua. La legislación también confiere a las autoridades jurisdicción sobre presuntos delitos cometidos fuera de Hong Kong.

En virtud de esta ley, las autoridades pueden también obligar a las personas detenidas a responder a preguntas, incluso si la información en cuestión podría ser autoinculpatoria. Esto, en esencia, elimina el derecho a guardar silencio, un elemento fundamental de la presunción de inocencia y el juicio justo.