Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Estados Unidos: Trump y su administración deben respetar los derechos humanos

Photo by Drew Angerer/Getty Images

Hoy que Donald Trump jura su cargo para convertirse en el 45º presidente de Estados Unidos, Amnistía Internacional insta encarecidamente a él y a su administración a proteger los derechos humanos tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

“Como presidente, Donald Trump debe abandonar la retórica del odio que plagó su campaña y debe comprometerse a proteger los derechos humanos de todas las personas”, ha manifestado Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos.

En particular, Amnistía Internacional pide a Trump que proteja a las personas afectadas por conflictos armados y crisis, y que brinde protección a quienes defienden los derechos humanos.

“Estamos en medio de una crisis humanitaria mundial. Hay más gente huyendo de la violencia y los disturbios que en cualquier otro momento desde la Segunda Guerra Mundial”, ha manifestado Margaret Huang. “Estados Unidos lleva mucho tiempo abriendo sus puertas a quienes buscan refugio; de hecho, es un país fundado y construido básicamente por personas inmigrantes y refugiadas.”

Amnistía Internacional ya ha expresado anteriormente su preocupación por las propuestas de campaña de Trump –como, por ejemplo, la de crear un registro de personas musulmanas y prohibir la entrada a las personas refugiadas que profesen esa religión– y por sus ataques retóricos contra las mujeres, las personas de color, las personas con discapacidad, el colectivo LGBTI, los activistas, los periodistas y quienes le critican. La organización ha pedido asimismo al presidente electo que reniegue públicamente del uso de la tortura y cierre el centro de detención de Guantánamo.    

Al presidente Trump le decimos: cada día en el cargo, cada decisión que tome, definirán su legado. Puede optar por dejar un mundo mejor, o por dejar un mundo en el que el odio, el miedo y la discriminación se hayan fortalecido. Le instamos a condenar el odio y proteger los derechos humanos”, ha manifestado Margaret Huang.