Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El Consejo de Seguridad debe actuar ya para salvar a la población civil

Londres.- Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades de Sri Lanka que permitan de inmediato el acceso sin restricciones a las zonas de conflicto –incluida la “zona segura”- a organismos de ayuda humanitaria y observadores internacionales, que puedan evaluar directamente cuál es la situación allí y ayudar a garantizar que se toman medidas frente a la crisis humanitaria y de derechos humanos.

En una carta a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, Amnistía Internacional ha afirmado: “El Consejo debe reunirse sin más demora para hablar de los preocupantes acontecimientos ocurridos últimamente y pedir de inmediato que se ponga fin a los ataques del ejército de Sri Lanka y los Tigres de Liberación contra civiles, que los Tigres de Liberación permitan salir de la zona de conflicto a todos los civiles y que el gobierno de Sri Lanka permita de inmediato el acceso de organismos de ayuda humanitaria y observadores internacionales”.


La organización ha formulado estas demandas a raíz de la muerte hoy, según informes, de al menos 35 personas en un ataque contra un hospital de la denominada “zona segura”. Este bombardeo se ha producido menos de 24 horas después de que al menos otras 49 personas murieran y más de 50 resultaran heridas en otro ataque al mismo hospital.
En los últimos días, la situación ha empeorado en Sri Lanka, pues el fin de semana pasado mataron a 400 personas, entre ellas más de 100 niños y niñas, algo que la ONU ha calificado de “baño de sangre”.


“Tanto los Tigres de Liberación como el ejército de Sri Lanka han violado las leyes de la guerra –ha manifestado Sam Zarifi, director del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional-. Según testigos, en los últimos meses los Tigres de Liberación han utilizado a civiles atrapados en la zona de conflicto como escudos humanos contra las fuerzas del gobierno y los han atacado cuando han intentado huir. Al mismo tiempo, el ejército de Sri Lanka ha causado muertos y heridos civiles por utilizar artillería pesada, cuyos efectos son indiscriminados cuando se dirige contra zonas densamente pobladas.”


Hay motivos para temer que el ejército de Sri Lanka lance una ofensiva militar aún más intensa cuando acaben, hoy, las elecciones generales en la vecina India. Los partidos políticos tamiles regionales de India han convertido la protección de la población civil de Sri Lanka en un asunto electoral clave.


En su carta a los miembros del Consejo de Seguridad, Amnistía Internacional pide también que se establezca una comisión para investigar las violaciones del derecho internacional cometidas: “El Consejo debe recordar sin ambigüedades que, de conformidad con el derecho internacional, es preciso determinar la responsabilidad penal individual de los presuntos autores de violaciones graves de derechos humanos y del derecho internacional humanitario, incluidos crímenes de guerra. Dado el creciente número de indicios de comisión grave de violaciones del derecho internacional, el Consejo debe establecer una comisión para investigar las cometidas por todas las partes en los últimos meses o solicitar al Consejo de Derechos Humanos que la establezca”.
 
Información complementaria
Se calcula que el número total de víctimas causadas por el conflicto desde enero es de más 7.000 muertos y 13.000 heridos.


Hay alrededor de 50.000 civiles atrapados todavía en la zona.