Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Concentraciones multitudinarias en la “Jornada de Solidaridad y Desafío” en apoyo a los manifestantes pacíficos

Las manifestaciones en Egipto se iniciaron hace 18 días. © Mohamed Elmaymony/Demotix

Madrid/Londres.- Miles de activistas de Amnistía Internacional, activistas egipcios, sindicalistas, estudiantes y otras personas se reunirán el 12 de febrero en las concentraciones que se celebrarán en al menos 30 países de todo el mundo en un “Día de Acción Global” de solidaridad con los manifestantes de Egipto y de la región de Oriente Medio y el Norte de África que exigen más respeto para sus derechos humanos.


Se celebrarán protestas en ciudades de Alemania, Australia, Benín, Canadá, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, Malí, Noruega, el Reino Unido, Suiza y España, entre otros países.En nuestro país, la organización ha movilizado a sus activistas en 20 ciudades como Madrid, Barcelona, Granada, La Palma, Palencia, Granada, Málaga y Oviedo, entre otras ciudades.


Las concentraciones han sido organizadas en España por Amnistía Internacional y en el resto de países han participado entre otros colectivos: el Congreso Sindical, Human Rights Watch, el Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, la Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales, la Red Euromediterránea de Derechos Humanos y el Programa Árabe para Activistas de Derechos Humanos.


El acto central de estas concentraciones se celebrará en Londres, en Trafalgar Square, donde el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, se dirigirá a las personas concentradas y se retransmitirá una conexión por televisión con los manifestantes egipcios de la plaza Tahrir.


Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, ha declarado:


Vamos a reunirnos en Trafalgar Square y en lugares públicos como este de todo el mundo para mostrar nuestra solidaridad con el pueblo de Egipto y con las personas de toda la región que se están manifestando para defender sus derechos humanos.


Su petición y la nuestra es que se ponga fin a la represión y que se hagan reformas fundamentales en los derechos humanos para que todas las personas puedan vivir con dignidad. Nos solidarizamos con los manifestantes y nos rebelamos contra quienes se oponen al cambio en los derechos humanos.


Queremos que el pueblo de Egipto sepa que mientras algunos gobiernos extranjeros titubean a la hora de apoyar el cambio, los movimientos populares no tienen dudas.”