Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

42 Asamblea General Federal

Cientos de activistas se movilizan en Bilbao en defensa de los derechos de las personas refugiadas

Imagen de la Asamblea de Valencia de 2015. Copy: Paco Ruano

Madrid/Bilbao.- Más de 350 personas, entre socias, socios y activistas, acudirán los próximos 23 y 24 de abril a la Universidad de Deusto en la ciudad de Bilbao para asistir a la 42 Asamblea General Federal de Amnistía Internacional.

Además de debatir sobre la situación de derechos humanos tanto en España como en el mundo y decidir los próximos objetivos de la organización, esta reunión anual de socios y socias de la organización revisará el trabajo realizado a lo largo del año. Asimismo, se elegirán o renovarán los cargos de los diferentes órganos de gobierno, entre ellos el de la presidencia.

El sábado 23 de abril un barco con el lema “Refugees Welcome” recorrerá la Ría de Bilbao con activistas de la organización en representación de las personas refugiadas o solicitantes de asilo que intentan alcanzar suelo europeo. El barco partirá del embarcadero del Museo Marítimo a las 20h y terminará su recorrido a las 21h en el pantalán de Pío Baroja, junto al ayuntamiento. Podrán tomarse imágenes desde los puentes que cruzará el barco o desde los laterales de la Ría. Desde el barco se lanzarán mensajes en apoyo de las personas refugiadas y se convocará al acto público que la organización organiza esa misma tarde.

Por su parte, el grueso de los asistentes a la Asamblea se concentrará ese mismo sábado en la plaza del Teatro del Arenal a las 20:30h para realizar un acto de protesta por la decepcionante respuesta que los gobiernos europeos, incluido el español, están dando a las personas refugiadas. La cuestión de los refugiados es una de las grandes prioridades de la organización para el año en curso y será una de las próximas campañas globales de Amnistía Internacional.

Las autoridades europeas siguen concentrando sus esfuerzos en proteger sus fronteras y convertir Europa en una Fortaleza. Hablamos de 19,5 millones de personas refugiadas actualmente en todo el mundo y de al menos 1,45 millones de personas refugiadas vulnerables que necesitan ser reasentadas al final de 2017. En Europa, Amnistía internacional considera que deben ser reasentadas 480.000 personas de las que se encuentran en Jordania, Egipto, Irak, Líbano y Turquía. Hasta la fecha, el 86% de todas las personas refugiadas han sido acogidas en esos países.

En el último año, cientos de miles de personas, refugiadas la mayoría, se embarcaron en viajes peligrosos en búsqueda de un hogar seguro en Europa. De ellas, a más de 3.500 se las tragó el Mar Mediterráneo. Muchas eran niños y niñas. Y para hacer todo más difícil, las que lograron llegar a Europa se toparon con un muro de incomprensión y rechazo que pone barreras para solicitar asilo y les hace aún más vulnerables a sufrir violaciones de derechos humanos.

En su desesperación por sellar sus fronteras, los líderes de la UE han hecho deliberadamente caso omiso de los hechos más simples. De hecho, han convertido a Turquía en su nuevo gendarme. Con el argumento de que es un país de asilo seguro, el acuerdo reciente alcanzado entre la UE y Turquía ha abierto la vía a la devolución ilegal a Turquía de las personas refugiadas sirias que llegan a las islas griegas.

Pero Turquía no es un país seguro ni para refugiados ni solicitantes de asilo ni migrantes. Las nuevas investigaciones llevadas a cabo por Amnistía Internacional en las provincias de la frontera sur de Turquía sugieren que las autoridades turcas han estado deteniendo y expulsando a Siria a grupos de alrededor de un centenar de hombres, mujeres, niños y niñas sirios casi a diario desde mediados de enero.

Para dar cuenta de ello, en la Asamblea participarán María Serrano, coordinadora de la campaña sobre migración de Amnistía Internacional en Bruselas y Pablo Simón, médico de familia y voluntario en Lesbos (Grecia).

En España llevamos meses escuchando diferentes cifras de acogida de personas refugiadas. Las últimas comprometidas han sido ridículas e insuficientes una vez más: 595 refugiados se sumarían al Programa Nacional aprobado en noviembre de 2015 de reasentar a 854 personas.
 
Amnistía Internacional recuerda que no fue hasta 2009 cuando, por primera vez, se aprobó una cuota mínima de reasentamiento en España. Desde entonces, de un total de 1.159 plazas tan solo se han traído 208 personas refugiadas.

“Es vergonzoso que ante la terrible crisis que estamos presenciando España solo haya reasentado a 208 personas refugiadas procedentes de Siria, Sudán, Eritrea y Etiopía”, declara Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España. A este número habría que añadir el grupo de 500 presos cubanos y sus familias que fueron acogidos en España en 2010.

Además, dentro de los compromisos adquiridos por España con la Unión Europea en el programa de reubicación, por el que España se compromete a acoger a personas refugiadas y solicitantes de asilo procedentes de países como Grecia e Italia, solo 18 de ellas hasta el momento han podido venir a territorio español por este tipo de vía.

Más derechos humanos en la Asamblea
Además de los invitados en relación con la situación de las personas refugiadas, también participará en la Asamblea Alejandra Bermúdez, víctima de desplazamiento forzado en Colombia desde 2004 cuando desarrollaba su activismo con relación a los acuerdos humnitarios como parte de una coalición de organizaciones. Actualmente, está acogida al Programa de Protección Temporal de defensores y defensoras de derechos humanos de la sección española.

Por último, habrá un espacio de información y debate sobre “Deporte y Derechos Humanos”, oportunidades y desafíos para Amnistía Internacional” en el que se presentará el trabajo que la organización prepara para los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del mes de agosto.