Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Aumenta el apoyo a una moratoria de la pena de muerte

Activistas piden ante la sede de la ONU una moratoria de la pena de muerte. © Particular

“La votación (...) es otra clara señal más de que el viaje del mundo hacia la abolición de la pena de muerte es imparable”, ha declarado José Luis Díaz, representante de Amnistía Internacional en la sede de la ONU en Nueva York.


La votación para establecer una moratoria de la pena de muerte realizada en la comisión de derechos humanos de la Asamblea General de la ONU ha dado un nuevo impulso a la meta global de poner fin al uso de la pena capital.


En la Tercera Comisión, 110 Estados votaron a favor de la resolución, 36 se abstuvieron y 39 votaron en contra, lo que representa un voto más a favor y dos menos en contra en comparación con la última votación de la Asamblea sobre la moratoria, realizada en 2010. El proyecto de resolución fue copatrocinado por 91 Estados miembros de la ONU de todas las regiones del mundo, el número más elevado hasta la fecha.


Entre los nuevos votos a favor de la moratoria figuran los de la República Centroafricana, Níger, Túnez y Sudán del Sur. Otra señal positiva es que Afganistán, Papúa Nueva Guinea e Indonesia se abstuvieron en lugar de votar en contra. La mayoría de los cambios a favor procedieron de la región de África. Lamentablemente, Omán y Mauritania retiraron su apoyo a la resolución, mientras las Maldivas y Sri Lanka se abstuvieron en lugar de votar a favor.


La votación de la Tercera Comisión es un indicador importante de la votación principal sobre la resolución que se celebrará en el plenario de la Asamblea General el próximo mes de diciembre de 2012, cuando se prevé que la resolución será adoptada.


Amnistía Internacional ha instado a todos los Estados miembros de la ONU a que apoyen la resolución en la sesión plenaria. Los países que aún conservan la pena de muerte deben establecer inmediatamente una moratoria de las ejecuciones como primer paso hacia su abolición.

Cómo puedes ayudar