Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Debate sobre el Estado de la Nación

Amnistía Internacional pide a Zapatero que informe sobre la puesta en marcha del Plan Nacional de Derechos Humanos

La organización insta a todos los grupos parlamentarios a comprometerse con el Plan

Madrid.- Con motivo del debate sobre el Estado de la Nación, que se celebra el 12 y 13 de mayo, Amnistía Internacional se ha dirigido al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero para pedirle que explique en el Congreso de los Diputados cómo tiene previsto poner en marcha el Plan Nacional de Derechos Humanos.

 

Amnistía Internacional dio la bienvenida a este Plan que fue aprobado por el Consejo de Ministros el 12 de diciembre de 2008. Un Plan largamente demandado por la organización, en consonancia con las recomendaciones de la Conferencia Mundial de la ONU de Derechos Humanos de 1993 y de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

 

La organización valora positivamente que desde su aprobación se hayan cumplido algunos compromisos recogidos en el Plan, como la aprobación del Plan Nacional de Lucha contra la Trata de Personas con Fines de Explotación Sexual y la reciente ratificación del Convenio del Consejo de Europa de Lucha contra la Trata de Personas; así como el acuerdo en las Cortes Generales para la ratificación de la Convención para la Prohibición de las Bombas Racimo y de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desaparición Forzada. “Sobre ésta última, confiamos en que su ratificación irá acompañada de la aceptación por parte de España de la competencia de este comité para considerar peticiones individuales o de los Estados sobre desapariciones”, señaló Eva Suárez-Llanos, directora de Amnistía Internacional España. 

 

Igualmente, Amnistía Internacional celebra que el plan sea un instrumento abierto que pueda evaluarse periódicamente, alimentarse con nuevas propuestas y compromisos y cuya ejecución esté sometida a control parlamentario, e insiste en la importancia de darlo a conocer a los grupos parlamentarios. “Transcurridos cinco meses desde su aprobación, el Plan todavía no ha sido presentado al Congreso de los Diputados. Tampoco se han desarrollado muchas de las propuestas de dicho plan, falta información sobre objetivos concretos, plazos, partidas presupuestarias y aún no se ha adoptado el mecanismo de seguimiento del Plan”, manifestó Eva Suárez-Llanos.

 

Por eso, la organización pide al Presidente del Gobierno, que en el marco del debate del Estado de la Nación, facilite el calendario previsto para la presentación del Plan en el Parlamento, explique las acciones realizadas hasta ahora para su puesta en macha e informe de las acciones previstas en los próximos meses para su implementación. “Es fundamental que el Plan no muera con el final de la legislatura y tenga continuidad en las siguientes. Por ello, pedimos también a todos los grupos parlamentarios que asuman un compromiso con el Plan y den seguimiento a su cumplimiento”,  resaltó Eva Suárez-Llanos.

 

Amnistía Internacional pide al Presidente del Gobierno que anuncie compromisos concretos para la puesta en marcha de medidas recogidas en el Plan como las siguientes:

 

  • La  creación de una Estrategia Nacional e Integral de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia, impulsando investigaciones sistemáticas con recogida y publicación periódica de datos sobre actuaciones con motivación racista y xenófoba tanto por parte de particulares como de agentes del Estado, que permitan adoptar medidas que garanticen la igualdad y la integración.
  • La puesta en marcha de un Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, de acuerdo con el compromiso adquirido por España al ratificar el Protocolo Facultativo para la prevención de la Tortura. Además de la eliminación del régimen de incomunicación, tal y como recomiendan diversos órganos de Naciones Unidas y del Consejo de Europa, y el establecimiento por ley de investigaciones rigurosas y eficaces de las denuncias de torturas y malos tratos a manos de agentes estatales, evitando que queden impunes.
  • El compromiso para incorporar una agenda de derechos humanos en la próxima Presidencia española de la Unión Europa (UE) durante el primer semestre de 2010, donde se dé especial atención, entre otras, a la protección de los derechos humanos en las políticas de asilo y refugio e inmigración de la UE y a la puesta en marcha de mecanismos de seguimiento eficaces que garanticen el respeto de los derechos humanos en los Acuerdos de Asociación de la UE con terceros países.


/// FIN

Cómo puedes ayudar