Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional denuncia la desaparición de una bebé albina en Malawi

En 2015 se recibieron informes sobre otros 45 delitos contra personas con albinismo en Malawi © Fuente http://www.afriem.org
En 2015 se recibieron informes sobre otros 45 delitos contra personas con albinismo en Malawi © Fuente http://www.afriem.org

Miles de personas con albinismo viven temiendo ser secuestradas o asesinadas en el país africano, sin que haya una protección efectiva por parte de las autoridades

Madrid.- Una bebé albina de dos años, Whitney Chilumpha, desapareció en la noche del 3 de abril mientras dormía con su madre en la población de Chiziya, distrito de Kasungu, en Malawi, un país donde miles de personas con albinismo viven temiendo ser secuestradas o asesinadas como consecuencia de la superstición y el mito existente de que sus huesos o ciertas partes de sus organismos atraen la riqueza. Al menos once personas con albinismo fueron asesinadas desde diciembre de 2014 y otras seis han sido secuestradas en torno al mismo periodo, sin que se conozca su paradero todavía. En 2015, se recibieron informes sobre otros 45 delitos contra personas con albinismo, incluidos intentos de secuestro o profanación de tumbas en busca de huesos de cadáveres de estas personas.

Así lo ha denunciado Amnistía Internacional, que ha puesto en marcha una ciberacción para exigir la apertura de una investigación exhaustiva e inmediata sobre el secuestro y paradero de la bebé, así como de otros casos sobre los que ha alertado recientemente, como el de Harry Mokoshoni. Este niño albino de nueve años de Moto, en el distrito de Machinga, fue secuestrado el pasado 26 de febrero por un grupo de hombres sin identificar que irrumpieron violentamente en su hogar, amenazando a la madre del menor e hiriéndola para poder llevárselo. Días más tarde se halló su cabeza en un barrio vecino.

A pesar de que el presidente del país, Peter Arthur Mutharika, condenó los hechos y de que por el momento han sido detenidos tres sospechosos, entre ellos un tío del niño y un hombre previamente arrestado y condenado a una multa de 20.000 kwacha (unos 27 euros) en 2015 por posesión de huesos de una persona con albinismo, persiste la preocupación por la insuficiencia de las investigaciones policiales, y algunas condenas impuestas no fueron proporcionales a la gravedad del delito.

Amnistía Internacional también ha expresado su preocupación por el caso de Eunice Phiri, mujer albina de 53 años, que fue engañada por tres hombres, entre ellos su hermano, para que los acompañara en un viaje a Zambia el 23 de enero. Su cadáver fue hallado días más tarde por un pastor, con los brazos amputados, en el Parque Nacional de Kasungu.

Más información
El albinismo es una alteración genética, no contagiosa que está presente al nacer. Ambos progenitores deben portar el gen para que se transmita, aunque ellos mismos no presenten albinismo. Esta alteración está presente en ambos sexos y en todos los países del mundo, con independencia del grupo étnico. El albinismo se caracteriza por la falta de pigmentación (melanina) en el pelo, la piel y los ojos, que se traduce en sensibilidad extrema al sol y a la luz brillante. Como resultado, casi todas las personas con albinismo tienen deficiencias visuales y son propensas a desarrollar cáncer de piel. No existe cura para la ausencia de melanina.

La mayoría de las personas con albinismo en Malawi viven en zonas rurales muy pobres
. Las supersticiones y falsas creencias amenazan la seguridad y la vida de las personas con albinismo, en forma de homicidios, secuestros y mutilaciones. Los homicidios rituales de personas con albinismo están influidos por la superstición y el mito de que sus huesos o ciertas partes de sus organismos atraen la riqueza. Ésa ha sido la razón principal incluso en casos de secuestro, intento de secuestro y otros actos de violencia dirigidos contra personas con albinismo en Malawi. Los escasos perpetradores de tales actos que han sido detenidos en el pasado han salido absueltos o condenados a penas leves. La actitud social hacia el albinismo no ha cambiado, y las personas con albinismo siguen en peligro de sufrir ataques, ya que algunos niños son secuestrados y vendidos por familiares suyos. Como consecuencia, muchas personas con albinimo se han visto forzadas a trasladarse a zonas urbanas, a restringir su libertad de circulación, ya que tienen que ir acompañadas por razones de seguridad, o incluso, a no poder asistir a la escuela.

Amnistía Internacional exige que se abran investigaciones sobre los casos de secuestro y asesinato y que se procese a los presuntos responsables en juicios que cumplan las normas internacionales con imparcialidad. Además, la organización ha pedido a las autoridades que, con carácter de urgencia, brinde protección efectiva a las personas con albinismo ante este aumento de los ataques.