Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Las activistas que lo arriesgan todo para tomar postura

Por Amnistía Internacional,

Cada año, los y las simpatizantes de Amnistía Internacional de todo el planeta envían millones de cartas a personas cuyos derechos humanos son conculcados. Este año, la organización visibiliza a valientes defensoras de los derechos humanos que han sido encarceladas, torturadas e incluso asesinadas por su trabajo. Queremos demostrar que no están solas y que su valentía inspira a personas de todo el mundo.


Debido al acoso de las autoridades, la destacada activista Nawal Benaissa se vio obligada a trasladarse de la ciudad septentrional de Alhucemas a otra localidad marroquí. © Abdellah Azizi/Amnesty International

Nawal Benaissa, Marruecos

Nawal Benaissa es una destacada figura femenina del movimiento Hirak, que defiende los derechos de las personas de la región del Rif, en el norte de Marruecos, y reclama que se ponga fin a su marginación.

Desde mayo de 2017, las fuerzas de seguridad marroquíes han detenido a cientos de manifestantes, incluidos menores de edad y varios periodistas, en relación con las protestas básicamente pacíficas de apoyo al movimiento Hirak. Nawal fue detenida cuatro veces entre junio y septiembre de 2017 y se le ordenó que cerrase su cuenta de Facebook, que tenía más de 80.000 seguidores. Las autoridades marroquíes la han acosado en todo momento.

En febrero de 2018, Nawal, que tiene cuatro hijos, recibió una condena condicional de 10 meses de prisión y una multa de 500 dirhams (unos 50 dólares estadounidenses) por varios cargos, entre ellos el de “incitar a la comisión” de delitos. Piensa recurrir la sentencia, pero los actos de acoso continúan.


Marielle Franco luchaba sin miedo en Río de Janeiro por una ciudad más justa y segura. Pero el 14 de marzo de 2018 fue abatida a tiros en su automóvil junto a su chófer. © Mídia NINJA

Marielle Franco, Brasil

Marielle Franco luchaba con valentía en Río de Janeiro por una ciudad más justa. Defendía a las mujeres negras, la población LGTBI y la gente joven. Condenaba los homicidios ilegítimos cometidos por la policía. Había que hacerla callar, y la mataron a tiros en su automóvil.

Es un suceso que se repite en Brasil, país en el que al menos 70 defensores y defensoras fueron asesinados en 2017. Ahora la familia de Marielle, junto con su profesora y sus amistades, están resueltos a buscar justicia con el apoyo de organizaciones como Amnistía Internacional.

Nunca lo pensé, ni siquiera ella [Marielle] podía imaginarse que iba a entrar directamente en política como parlamentaria —dijo su madre (delante)—. Sabía lo que quería. Nadie puede quitarle eso. Entrar en ese Parlamento lleno de hombres, con todos esos hombres blancos... Creo que su presencia era una afrenta para ellos, realmente lo pienso. Una mujer de un entorno marginal, una mujer negra. Si fue planeado, hay un culpable. Necesitamos saber cuál fue el motivo. Y queremos una respuesta cuanto antes”.

 

Atena Daemi lucha por el fin de la pena de muerte en Irán. © Private

Atena Daemi, Irán

Atena Daemi es una de las numerosas activistas de derechos humanos perseguidas por las autoridades iraníes en los últimos años. Activista contra la pena de muerte, Atena cumple una condena de siete años de prisión por criticar en las redes sociales las ejecuciones y las violaciones de derechos humanos.

Cuando la Guardia Revolucionaria Islámica detuvo por primera vez a Atena en 2014, la trasladaron a la prisión de Evin, en Teherán, donde fue recluida en régimen de aislamiento en una celda infestada de insectos que carecía de aseo. Le vendaron los ojos y la interrogaron, a menudo más de 10 horas seguidas, durante dos meses.

“Defenderé los derechos de mis hermanas hasta mi último aliento —dijo—. No permitiré que los organismos de seguridad, que infringen ya la legislación misma de Irán, traten a nuestras familias como un medio para infligirnos tortura mental [...]. Moriré antes que ser una esclava de la opresión”.

Antes de ser encarcelada, Atena participaba periódicamente en concentraciones frente a la prisión para solidarizarse con las familias de las personas condenadas a muerte en espera de ejecución y repartir folletos contra la pena capital.

Cómo puedes ayudar

A Marielle le pegaron 4 tiros

¡Firma!