Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar
Siu-fung Law © Robert Godden

Culturismo y bikinis: Atleta de Hong Kong que lucha por la igualdad transgénero

Por Siu-fung Law, culturista genderqueer que formó parte del equipo de Hong Kong que consiguió los Juegos Gay de 2022.,

Siu-fung Law, culturista genderqueer, formó parte del exitoso equipo de Hong Kong que ha conseguido los Juegos Gay de 2022.

Hong Kong será la primera ciudad asiática que acoja el mayor acontecimiento deportivo y cultural internacional que presenta a atletas y artistas de orientación sexual, identidad de género y expresión de género distintas, que se espera que sirva de catalizador de los derechos LGBTI en toda Asia.

Siu-fung nació mujer y es socialmente hombre. No se ha sometido a una operación de reasignación de sexo y compite en la categoría de culturismo femenino.

Nos cuenta así su experiencia como atleta transgénero, su lucha por la igualdad transgénero en Hong Kong y sus esperanzas en los Juegos Gay:

El culturismo es un deporte paradójico en lo que se refiere el género. Crea a las mujeres más musculosas que hay, pero al mismo tiempo regula lo que la feminidad es. Cuando estamos en el escenario no se nos juzga sólo por nuestros músculos: tenemos que hacernos un peinado, maquillarnos y ponernos un determinado tipo de bikini.

Yo suprimía mi feminidad, pero con el culturismo aprendí a apreciar mi identidad femenina además de mi masculinidad. Creo que todas las personas tenemos dos lados, pero la sociedad espera que suprimamos uno la mayor parte del tiempo.

Yo no pienso en mí como hombre o mujer. No quiero que se me confine a una construcción binaria del género que la sociedad nos impone. El culturismo me permite explorar y traspasar estos límites.

Antes de mi primera competición, para mí era un problema enorme llevar bikini y actuar en el escenario con seguridad, porque quería que me vieran como a un hombre. Aprendí a quitar las etiquetas binarias que ponemos a la ropa y a ver el bikini como un uniforme. Ahora me encanta llevar bikinis bonitos en el escenario, aunque no los llevaría en la playa.


Siu-fung Law © Robert Godden

Lucha con la identidad de género y la sexualidad

Luché con mi género y mi sexualidad durante mucho tiempo. Intenté suicidarme varias veces, porque creía que no había nadie más como yo en el mundo. No había apenas representación de las personas transgénero en los medios de comunicación, y la poca que había era negativa en su mayor parte.

Así que a mucha gente le sigue dando miedo salir del armario. Cuando salen, los valores chinos hacen que la respuesta suela ser: “Vale, sabes lo que eres, pero no se lo cuentes a los demás”.

Muchas familias son muy conservadoras y no aceptarán que su hijo o su hija sean transgénero. Antes de salir del armario, las personas transgénero suelen haber luchado mucho. Primero tienen que asegurarse de ser independientes económicamente, por si las echan de casa cuando se lo digan a su familia.

Proceso de salir del armario con la familia

Yo nunca salí realmente del armario con mi familia. Les fui diciendo cada vez un poquito más de mí. Mis padres son bastante conservadores, pero son comprensivos. Siempre seré su hija, y aceptan que soy diferente. Es una aceptación gradual.

Mi padre me dijo que he elegido un camino difícil y le preocupa que no llegue a tener amigos suficientes. Son preocupaciones que tiene todo padre por su hijo o su hija. Hace unos años me preguntó a qué aseo iba, porque se dio cuenta de los problemas que esto podía causarme. Ahora vamos al mismo aseo. También empezó a dejarme su ropa, y ve normal que me vista como alguien socialmente hombre. Mi familia está intentando aceptarme como lo que soy.

Cuando empecé con el culturismo, a mi madre no le gustaba nada. Decía que los músculos son para los hombres, no para las mujeres. Decía a su familia que es que tenía que competir y que parecería otra vez “normal” cuando acabara mi competición. Esta situación cambió el año pasado, cuando tuve mi primera competición en Hong Kong y quiso verla. Quedé en el cuarto puesto, y vino después a los vestuarios y me dijo que tenía que haber ganado porque era quien tenía más músculos.


Siu-fung Law © Robert Godden

Problemas de las personas transgénero en Hong Kong

Las personas LGBT tienen distintos problemas, pero suelen ir todos juntos. Para la comunidad transgénero, el mayor obstáculo es la aceptación por parte de la sociedad en general.

En el trabajo, si tienes un empleo y quieres cambiar de género, muchas empresas no están listas o dispuestas a aceptarlo. A menudo las personas transgénero tienen que dejar su empleo para hacerse la operación y que buscar luego otro. Está mejorando, pero todavía hay estigmatización y conceptos erróneos en el trabajo. Si una persona transgénero mujer u hombre utiliza el baño de mujeres, a menudo da lugar a montones de quejas de las compañeras de trabajo.

Esto pone de relieve la necesidad de que Hong Kong tenga leyes contra la discriminación para las personas LGBT. No tiene que ser la única meta, pero es un avance básico importante. La discriminación no desaparecerá, pero al menos tendremos una base para protegernos y transmitirá un mensaje enérgico a la comunidad en general.

La gente pregunta si la comunidad LGBT quiere privilegios especiales, pero lo único que pedimos es igualdad. Amor es amor cualquiera que sea tu género o tu sexualidad. Tenemos que celebrar la diversidad y la diferencia.

Soy optimista, porque la gente joven está más abierta a la diversidad y a aceptar la diferencia. Los nuevos medios de comunicación ayudan a la gente joven a conocer mejor a las personas transgénero. En 10 años será la gente que esté en el gobierno, así que a la larga la perspectiva es positiva.


La gente mostró su apoyo a la igualdad LGBTI en el Orgullo de Hong Kong.

Apoyo a los Juegos Gay

Aunque quedan aún cinco años, me llena de entusiasmo ya competir en los juegos en mi ciudad. Seré un importante hito para el movimiento LGBT de Hong Kong y Asia. Espero animar a las personas LGBT y a la comunidad en general a practicar deportes, pero también a que el deporte sea una plataforma de promoción de los derechos humanos y la igualdad.

En cuanto al culturismo, esperamos contar con una categoría adicional, junto con la masculina y la femenina, ya sea transgénero o una en que no tengas que ponerte ninguna etiqueta. De este modo se transmitirá un mensaje positivo a la comunidad transgénero de Asia.

Esperamos que el gobierno de Hong Kong respalde los juegos, incluido el uso de instalaciones deportivas públicas. Hasta ahora el gobierno se ha mostrado bastante cauto y ambiguo, afirmando que apoya la igualdad pero que no quiere que parezca que favorece a determinados grupos.

Tiene que haber más visibilidad y representación de las personas transgénero en la sociedad en general, sobre todo para apoyar a las que estén luchando. Espero que cualquier persona que esté luchando con su género y su sexualidad vea que no está sola y que nunca lo estará.

Cómo puedo ayudar