Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Delta del Níger: Shell debe dejar de violar los derechos humanos

Instalación petrolera en el agua en el delta del Níger
Instalación petrolera en el agua en el estado de Bayelsa, delta del Níger, Nigeria 2008. ©Kadir van Lohuizen
Un operario de la empresa Shell, y una mujer, cerca de una zona contaminada por petróleo
Un operario de la empresa Shell, y una mujer, cerca de una zona contaminada por petróleo en Iwhrekan, estado de Delta, Nigeria, 25 de febrero de 2008. © Kadir van Lohuizen
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 22.050 firmantes

Petición antes del cierre

Las violaciones de derechos humanos generalizadas relacionadas con la extracción de petróleo han destruido medios de subsistencia tradicionales, han contaminado el medio ambiente, han perjudicado la salud de las personas y han contribuido al conflicto.

Esta acción ha finalizado. En el momento de la fecha de cierre de esta acción, Shell no ha expresado un compromiso público de emprender una evaluación del impacto social y en términos de derechos humanos de los proyectos de extracción de petróleo y gas en el delta del Níger. Amnistía Internacional siente gran preocupación por el impacto de la contaminación y demás daños medioambientales ocasionados por las actuaciones de Shell en el delta del Níger, que generan un impacto negativo en los derechos humanos de las personas allí residentes.

Amnistía Internacional continuará trabajando para lograr una limpieza exhaustiva de toda la contaminación derivada de las operaciones de extracción de petróleo y para que sea realizada en consulta con las comunidades afectadas. Asimismo, Amnistía Internacional seguirá solicitando a Shell que haga pública toda la información sobre el impacto de las operaciones petrolíferas en el medio ambiente y los derechos humanos. Esto incluiría estudios de impacto medioambiental y cualquier otro estudio que Shell haya podido realizar relativo al impacto de sus operaciones sobre las comunidades y el medio ambiente en el Delta del Níger.

Muchas gracias a las más de 22.000 personas que han participado en esta acción.

Peticion original:
El delta del Níger es uno de los ecosistemas más ricos del mundo, en el que habitan 31 millones de personas, como Ken, pescador en la comunidad Bodo Creek, en territorio Ogoni. También acoge extensos yacimientos de petróleo que han explotado durante décadas el Gobierno de Nigeria y empresas multinacionales. Shell es la principal compañía que opera en la zona.

La explotación del petróleo ha generado miles de millones de dólares en ingresos, pero  los vertidos de petróleo y residuos, y la combustión de gases, han empobrecido más a la población de la zona. Sus habitantes beben, cocinan y limpian con agua contaminada. Las tierras de cultivo han sido destruidas, y el pescado intoxicado, arruinando la mayoría de los medios de subsistencia de la población.

En el delta del Níger se vulnera el derecho de sus habitantes a un nivel de vida digno, a la salud, a la información sobre los efectos de la industria del petróleo y a obtener una reparación. Shell y el Gobierno nigeriano son los principales responsables.

Shell ha estado aprovechándose de la débil legislación de Nigeria durante demasiado tiempo. Exige a Shell que asuma su responsabilidad.