Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Un panorama de abusos. Suspensión del uso de las pistolas Taser

Londres.- Más de 70 personas han muerto en Estados Unidos y Canadá desde 2001 después de haber recibido la descarga eléctrica de pistolas Taser. Si bien en los informes forenses suele indicarse como causa de la muerte factores como intoxicación por drogas, en al menos cinco de estos casos se indicó que la pistola Taser había tenido que ver con el fallecimiento.

 

“Las pistolas Taser han sido utilizadas por agentes de policía contra escolares indisciplinados, personas desarmadas que tenían perturbadas las facultades mentales o estaban drogadas, sospechosos que huían del lugar en que se había cometido un delito menor e individuos que discutían con la policía o que no cumplían inmediatamente sus órdenes”, ha dicho hoy, 30 de noviembre, Amnistía Internacional en la presentación de dos nuevos informes en los que se examina el uso de pistolas Taser en Estados Unidos y Canadá.

 

Las pruebas indican que, lejos de estar restringido su uso a circunstancias muy definidas para evitar el empleo de medios letales, las pistolas Taser se han convertido en el instrumento de fuerza utilizado con más frecuencia en algunos departamentos de policía. Según los informes, más de 5.000 centros penitenciarios y policiales de 49 estados estadounidenses las utilizan o las están probando, y el número va en aumento. En Canadá se han distribuido pistolas Taser a unos 60 departamentos de policía.

 

A pesar de que su uso es tan amplio, no ha habido ningún estudio riguroso, independiente e imparcial de sus efectos, especialmente sobre personas que padecen del corazón o que están bajo la influencia de las drogas.

 

Muchos expertos consideran que la descarga de una pistola Taser puede agravar el peligro de un ataque al corazón en personas que están bajo la influencia de drogas o que padecen algún problema de salud, como por ejemplo una cardiopatía, factores de riesgo presentes en muchos de los casos que hemos examinado”, ha dicho Amnistía Internacional.

 

El ejército estadounidense ha adquirido pistolas Taser, que se utilizan, por ejemplo, en Irak. Según los informes, las fuerzas aéreas de Estados Unidos las utilizan en los aviones donde se traslada a presuntos miembros de al Qaeda a Guantánamo (Cuba). Si bien se han dado pocos detalles sobre el uso de pistolas Taser por parte de las fuerzas militares estadounidenses, una de las unidades que las utiliza en Irak fue la Brigada 800 de la Policía Militar, acusada de graves abusos en la cárcel de Abu Ghraib.

 

Las fuerzas policiales o militares de otros países, algunos de ellos conocidos por su deficiente historial de derechos humanos, también han adquirido o están probando pistolas Taser de última generación. Entre estos países figuran Alemania, Argentina, Australia, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, España, Francia, Israel, Malaisia, México, Reino Unido y Turquía.

 

"Portátiles y fáciles de usar, con capacidad para causar un gran dolor con sólo apretar un botón sin dejar señal, las armas de electrochoque son especialmente propensas a ser utilizadas de forma abusiva”, ha dicho Amnistía Internacional.

 

El informe de la organización sobre el uso de pistolas Taser en Estados Unidos también menciona varios casos de padres acusados de malos tratos a menores por utilizar armas paralizantes de electrochoque para castigar a sus hijos. Según los informes, estas armas también se utilizan para cometer delitos o como instrumentos de tortura o abuso, por ejemplo de mujeres por parte de parejas o ex parejas abusivas. El informe de Amnistía Internacional recomienda que la venta de armas paralizantes de electrochoque para uso privado esté sometida a estrictos controles.

 

Amnistía Internacional reconoce que puede haber situaciones en las que las pistolas Taser puedan utilizarse como armas defensivas y servir de alternativa a las armas de fuego para “mantener a raya” al oponente. Pero parece que, en la práctica, en Estados Unidos casi no se usan como alternativa a las armas de fuego y la mayoría de los departamentos las sitúan en un nivel relativamente bajo en la “escala de medidas de fuerza”.

 

“El aumento del número de víctimas subraya la necesidad urgente de que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá inicien una investigación seria e independiente sobre el efecto del uso de las pistolas Taser.”

 

Tal investigación debe ser llevada a cabo por reconocidos expertos médicos, científicos, legales y policiales, que no tengan un interés comercial y político de promover este tipo de material. El informe con los resultados de esta investigación debería darse a conocer inmediatamente después de su terminación. Las transferencias y el uso de pistolas Taser deben quedar suspendido hasta que se lleve a cabo esta investigación.

 

Información complementaria

Las pistolas Taser son armas paralizantes de electrochoque que disparan dardos, concebidas para provocar la incapacitación instantánea administrando una descarga de 50.000 voltios. Disparan dos dardos punzantes a una distancia de 6,4 metros, que permanecen unidos a la pistola mediante cables. Los dardos, que tienen forma de anzuelo, están concebidos para penetrar unos cinco centímetros en la ropa o la piel del sujeto contra el que se disparan y administrarle una descarga de alto voltaje y bajo amperaje, que se transmite por los cables de cobre aislados. La pistola puede utilizarse también sin los dardos, a bocajarro, como pistola paralizante de electrochoque.

 

Amnistía Internacional incluye en su informe información sobre 74 muertes en las que hay implicadas pistolas Taser. La información procede de diversas fuentes, entre ellas 21 informes de autopsia. La mayoría de los fallecidos eran hombres desarmados que, aunque presentaban una conducta perturbada o combativa, no parecían implicar una amenaza grave para las vidas de otras personas.

 

Para ver los informes completos, consulten:

 

"USA - Excessive and lethal force? Amnesty International’s concerns about deaths and ill-treatment involving police use of tasers":

http://web.amnesty.org/library/index/ENGAMR511392004

Canada - Excessive and lethal force? Amnesty International’s concerns about deaths and ill-treatment involving police use of tasers, please see: http://web.amnesty.org/library/index/ENGAMR200022004

 

Cómo puedo ayudar