Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Se debe crear una comisión para investigar las detenciones de la “guerra contra el terror”

Londres.- El Congreso de Estados Unidos debe establecer una comisión independiente para investigar exhaustivamente las detenciones practicadas en todo el mundo en el marco de la “guerra contra el terror” de Estados Unidos, ha manifestado hoy, 19 de mayo de 2004, Amnistía Internacional.

 

Formada por expertos de confianza e independientes del gobierno, dicha comisión ha de tener amplios poderes para examinar las políticas y prácticas de detención del gobierno y garantizar que se rinden cuentas en los niveles más altos.

 

“El problema no comienza ni acaba en Abu Ghraib. El respeto de la ley y la promoción de la seguridad y los derechos humanos hacen necesario que todas las políticas y prácticas estadounidenses de detención sean totalmente claras”, ha añadido la organización.

 

La evidencia de los crímenes de guerra cometidos en la prisión de Abu Ghraib de Irak ha aparecido tras persistentes denuncias de trato cruel, inhumano o degradante infligido a detenidos durante los últimos dos años y medio. Estados Unidos continúa violando el derecho y las normas internacionales al privar a los detenidos de la protección de la ley recluyéndolos en lugares como Guantánamo, Irak, Afganistán y sitios secretos. El presunto traslado de detenidos expuestos a sufrir torturas en terceros países también ha sido motivo de honda preocupación durante este periodo.

 

«El gobierno estadounidense ha dado pábulo a un clima propicio para las torturas y la crueldad –ha manifestado Amnistía Internacional–. Hemos sido testigos de un planteamiento que desprecia el derecho y las normas internacionales, al que se han sumado el uso de la detención en régimen de incomunicación y en secreto y la reiterada deshumanización de todos los detenidos, a los que se ha tachado de “asesinos” y “terroristas”».

 

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak ha prohibido ahora a los interrogadores el uso de algunas técnicas de “estrés y padecimiento” entre las que figuraban prácticas como la privación del sueño, la manipulación alimentaria, la posturas estresantes y el uso de perros. Según informes, algunas de estas técnicas violan la prohibición internacional de los tratos crueles, inhumanos o degradantes; sin embargo, las autoridades no han proscrito su uso en los interrogatorios en Afganistán, en Guantánamo o en lugares secretos.

 

El procesamiento ante tribunales militares de los presuntos autores de torturas grabados en la prisión de Abu Ghraib no es suficiente para hacer justicia. Es esencial que se rindan plenamente cuentas en todos los niveles de la cadena de mando, incluidos los oficiales de las Fuerzas Armadas, el personal de la Agencia Central de Inteligencia y los contratistas privados”, ha dicho Amnistía Internacional.

Cómo puedes ayudar