Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Romaníes ganan caso contra Hungría en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Activistas de Amnistía Internacional se manifiestan por el fin de la segregación escolar. © AI
Menores romaníes acuden a clase en una escuela especial. La segregación que sufren es un apartheid escolar con efectos catastróficos en su educación y futuro. © AI

Dos hombres romaníes han ganado un caso contra Hungría en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por haber recibido su educación en una escuela especial. El Tribunal resolvió que Hungría había violado el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales al segregar a menores romaníes en una escuela especial. La sentencia pone fin a una batalla judicial que comenzó en 2006.

“Lo esperable sería que educar a niños y niñas en escuelas especiales simplemente por su etnia fuera algo impensable en la Europa de 2013”, ha señalado Fotis Filippou, coordinador regional de campañas de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.Pero la realidad es que sigue sucediendo con demasiada frecuencia y este no es más que otro ejemplo que lo demuestra. La educación especial es un callejón sin salida para los menores romaníes. Los gobiernos deben tomar nota y actuar porque, en tanto que existan sistemas educativos paralelos en función de la raza, se negarán oportunidades a los menores romaníes”.

Una serie de sentencias de tribunales nacionales y regionales de toda Europa —contra la República Checa, Grecia, Croacia y Eslovaquia, entre otros países— señalan la necesidad de tomar medidas urgentes.

“Los gobiernos europeos han recibido un nuevo aviso: no hay más tiempo que perder; es el momento de dejar de condenar a miles de niños y niñas romaníes a una vida de pobreza, marginación y exclusión”.

 

Otras buenas noticias relacionadas: