Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

No debe extraditarse a Aleksandr Pavlov a Kazajistán porque existe riesgo de tortura

United States Central Intelligence Agency's World Factbook.

La organización se ha dirigido por carta al ministro del Interior español recordándole sus compromisos internacionales que impiden la extradición, devolución o expulsión de personas a lugares donde existe riesgo de sufrir tortura, juicio injusto u otras serias violaciones de derechos humanos.

Madrid.- Ayer por la tarde, Amnistía Internacional escribió al ministro del Interior, Jorge Fernández, para pedirle que no se entregue a las autoridades de Kazajistán al ciudadano Alexandr Pavlov. La organización tiene serias preocupaciones de que pueda ser torturado o sufrir malos tratos, así como de enfrentarse a un juicio injusto si es devuelto a su país. La organización cree que la orden de extradición cursada por las autoridades de Kazajistán responde a la vinculación de Pavlov con el líder opositor kazajo, Mukhtar Ablyazov, que huyó del país en 2009.

La organización también aportó información a través de la abogada del Sr. Pavlov a la sección 2ª de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que en estos momentos está estudiando la petición de extradición. Si España accede a esta extradición estaría violando sus obligaciones internacionales de derechos humanos, particularmente el principio de “no devolución”. Tanto según el derecho internacional consuetudinario como bajo la legislación internacional, incluso la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, España no puede extraditar a ninguna persona a ningún país donde corra riesgo de sufrir persecución o pueda sufrir serias violaciones de derechos humanos.

Según informaron sus abogados, Alexandr Pavlov llegó a España el 11 de diciembre de 2012 y fue detenido en una estación de tren de acuerdo a una orden cursada por las autoridades de Kazajistán a través de la Interpol. El 17 de enero de 2013 informó a las autoridades españolas de que quería solicitar asilo, algo que finalmente hizo el 6 de febrero. La decisión fue rechazada en primera instancia el pasado 5 de julio. Sus abogados preparan ahora una apelación a esta decisión.

La primera solicitud de extradición se llevó a cabo el 17 de abril de 2013 y fue rechazada el 19 de abril porque la información aportada por la autoridades de Kazajistán no se estimó suficiente. Las autoridades de Kazajistán volvieron a presentar una nueva solicitud que ahora mismo se encuentra pendiente de la decisión de la Audiencia Nacional.

Los vínculos con el líder de la oposición en Kazajistán

En Kazajistán, Pavlov está acusado de terrorismo, apropiación indebida y malversación de fondos. Sus abogados alegan que estas acusaciones son fabricadas y realmente tienen que ver con sus vínculos con el opositor político Mukhtar Ablyazov, para quien Pavlov trabajó como hombre de confianza y guardia de seguridad desde 1995.

Ablyazov es asilado político en el Reino Unido desde 2011 cuando demostró que estaba en riesgo de sufrir persecución y otras serias violaciones de derechos humanos si volvía a Kazajistán. Recientemente, su mujer e hija fueron expulsadas a Kazajistán desde Italia en una operación que ha violado el principio de “no devolución” al que está comprometido Italia. El gobierno italiano ha reconocido su error hace unos días y ha rescindido la orden de expulsión, admitiendo que la extradición ha sido irregular y que ha puesto en riesgo a la mujer e hija de Ablyazov, que ahora mismo están bajo restricciones de su libertad de movimiento en Kazajistán. Este caso ha motivado la dimisión del Jefe de Gabinete del Ministro del Interior italiano.

En junio, el gobierno de Polonia decidió no conceder la extradición solicitada por Kazajistán en relación a Muratbek Ketebaev, otro colaborador de Mukhtar Ablyazov. Las autoridades polacas concluyeron que el gobierno de Kazajistán no había demostrado que las acusaciones en su contra no constituían persecución política.

Información complementaria

Amnistía Internacional ha documentado muchos casos de persecución política en Kazajistán vinculados a las conexiones con el líder opositor Ablyazov. En estos casos se ha violado el principio de juicio justo y las personas han sido procesadas por sus vinculaciones políticas.

La organización también tiene informes del uso de la tortura y los malos tratos contra detenidos por parte de las fuerzas de seguridad y personal de las prisiones desde 2010. Recientemente la organización ha publicado los informes Old habits, the routine use of torture and other ill-treatment in Kazakhstan y Return to torture: forcible returns and removals to central Asia que denuncian graves violaciones de derechos humanos en países de Asia Central y particularmente en Kazajistán.