Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Nigeria: Las autoridades deben poner fin a represión letal de manifestantes chiíes

REUTERS/Afolabi Sotunde

Ante la noticia de la muerte de seis personas debido a la represión de simpatizantes del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN) que protestaban por la detención de su dirigente en Abuya, Seun Bakare, director de Programas de Amnistía Internacional Nigeria, ha declarado:

“Testigos presenciales nos han dicho que hoy, seis personas murieron por disparos a consecuencia del uso temerario de medios letales por la policía nigeriana contra simpatizantes del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN). Estas nuevas medidas de represión forman parte de una estremecedora constante en la que las fuerzas de seguridad utilizan munición real para dispersar a simpatizantes del IMN que simplemente ejercen su libertad de expresión.

Las imágenes de simpatizantes del IMN expulsados a tiros de las calles de Abuya demuestran, una vez más, la resolución de las autoridades de usar medios legales en lugar del Estado de derecho para abordar las reivindicaciones del IMN.

“Las autoridades nigerianas deben investigar sin dilación, de un modo independiente e imparcial, los disparos de la policía y juzgar a todos los presuntos responsables penales en juicios justos. La policía debe ejercer moderación en todo momento y usar la fuerza solo cuando sea estrictamente necesario.

Información complementaria

El Movimiento Islámico de Nigeria (IMN) es una organización religiosa y política chií cuyo líder, Ibraheem Yaqub El Zakzaky, defiende el islamismo chií en Nigeria desde la década de 1980. En diciembre de 2016, un tribunal federal resolvió que su detención era ilegal e inconstitucional.

Una investigación realizada por Amnistía Internacional en octubre de 2018 mostró que el uso excesivo de la fuerza por soldados y policías había causado la muerte de al menos 45 simpatizantes del IMN en un lapso de dos días. Entre el 12 y el 14 de diciembre de 2015, según la investigación de Amnistía Internacional, las fuerzas de seguridad mataron a más de 350 miembros del IMN en Zaria, estado de Kaduna.