Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

La explosión en una mina, una tragedia que debería haberse evitado

245 hombres han muerto y 80 ha resultado heridos tras la explosión en una mina de carbón en Soma, al oeste de Turquía © Ahmet Sik / Getty Images

El gobierno de Turquía debe investigar con urgencia la catastrófica explosión en una mina de carbón que tuvo lugar el 13 de mayo y los informes sobre prácticas laborales peligrosas en el sector minero para impedir nuevas tragedias, ha afirmado Amnistía Internacional.

“Esta tragedia debería haberse evitado. El largo historial de muertes en las minas de Turquía plantea cuestiones escalofriantes sobre la seguridad de los trabajadores. El hecho de que el gobierno rechazara las recientes peticiones formuladas por parlamentarios de investigar graves accidentes laborales es sencillamente indignante. Están jugando con la vida de las personas”, ha afirmado Andrew Gardner, investigador de Amnistía Internacional sobre Turquía.

Según los informes, unos 245 hombres murieron y 80 resultaron heridos tras una explosión en una mina de carbón en Soma, en el oeste de Turquía, el martes 13 de mayo. Se cree que la cifra de víctimas mortales se elevará de forma significativa ya que había 800 trabajadores en la mina cuando tuvo lugar la explosión.

La mina es propiedad de Soma Kömür Ýþletmeleri A.Þ, subsidiaria de Soma Holding, el mayor productor de carbón bajo tierra de Turquía.

Entre los desastres mineros anteriores en Turquía figura una explosión, en 1992, en una mina de carbón en la provincia de Zonguldak, en el Mar Negro, en la que murieron 263 mineros.

El año pasado, un parlamentario del opositor Partido Popular Republicano (CHP) presentó una moción en el Parlamento para que se investigaran los accidentes laborales en las minas de carbón de Soma. La propuesta fue apoyada por los tres partidos de la oposición. Sin embargo, el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) votó en contra de la moción, que fue rechazada hace dos semanas.

“Las autoridades turcas deben abrir una investigación inmediata sobre las causas de la explosión. Los supervivientes y los familiares de las víctimas deben disponer de recursos legales. Soma Holding debe cooperar plenamente con el proceso y los resultados de la investigación deben hacerse públicos”, ha afirmado Andrew Gardner.