Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Irán: Familiares de una activista por los derechos de las mujeres, detenidos en un intento de intimidarla

De izquierda a derecha familiares de la activista Masih Alinejad (su madre, Zarrin Badpa, su hermano Alireza Alinejad, sus ex cuñados Hadi Lotfi y Leila Lotfi) © AI

Las autoridades iraníes han detenido a tres familiares de Masih Alinejad, destacada periodista y activista iraní radicada en Estados Unidos, como represalia por el activismo de Masih en favor de las mujeres. Así lo ha revelado Amnistía Internacional hoy.

Masih Alinejad es fundadora de la campaña Miércoles Blancos, que lucha contra las leyes que estipulan el uso obligatorio del velo en Irán y que en los últimos años ha obtenido un apoyo generalizado entre las mujeres y niñas de Irán.

El hermano de Masih Alinejad, Alireza Alinejad, y Hadi y Leila Lotfi, hermano y hermana del ex esposo de Masih, Max Lotfi, fueron detenidos la noche pasada en sus domicilios de Teherán y de la ciudad septentrional de Babol por agentes del Ministerio de Inteligencia. Al igual que Masih, Max Lotfi está radicado en el extranjero y participa en la campaña Miércoles Blancos. Hadi Lotfi fue puesto en libertad después de ser interrogado durante toda la noche por las actividades de Masih Alinejad y Max Lotfi. A Hadi le dijeron que cualquier contacto con Masih o “su equipo” se consideraba un delito. También le dijeron que tiene prohibido abandonar Babol y que sería citado para más interrogatorios.

 

“Estas detenciones son un intento flagrante de las autoridades iraníes de castigar a Masih Alinejad por su trabajo pacífico de defensa de los derechos humanos de las mujeres. Detener a los familiares de una activista en un intento de intimidarla para que guarde silencio es un acto despreciable y cobarde”, ha manifestado Philip Luther, director de Investigación y Trabajo de Incidencia de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

“Hace dos semanas, la muerte de Sahar Khodayari, que se prendió fuego tras ser acusada de tratar de irrumpir en un estadio de fútbol, conmocionó al mundo y atrajo la atención hacia el espantoso trato que reciben las mujeres en Irán. Las detenciones de anoche son otro ejemplo más de la escalofriante determinación de las autoridades iraníes de aplastar el activismo de las mujeres. El hecho de que las autoridades hayan recurrido a perseguir a los familiares de una activista indica lo amenazadas que se sienten por el creciente apoyo al movimiento sobre los derechos de las mujeres en Irán y lo desesperadas que están por terminar con él.”

“En lugar de acosar y detener a los familiares de Masih Alinejad, las autoridades iraníes deberían ponerlos en libertad de inmediato y poner fin a su campaña de represión contra las mujeres.”

Las autoridades se han negado a revelar tanto el paradero de Alireza Alinejad y Leila Lotfi como los motivos de su detención. Amnistía Internacional cree que pueden correr peligro de sufrir tortura y otros malos tratos.

Información complementaria

No es la primera vez que las autoridades iraníes atacan a la familia de Masih Alinejad. En marzo de 2019 citaron a su anciana madre, Zarrin Badpa, para interrogatorio. La interrogaron durante dos horas sobre las actividades de su hija, y durante ese tiempo la filmaron. Amnistía Internacional ha expresado su preocupación por que las autoridades puedan utilizar las declaraciones de Zarrin Badpa hizo bajo presión en futuros vídeos de propaganda, pues tienen un historial previo de este tipo de prácticas.

Masih Alinejad ha lanzado una serie de campañas de gran resonancia en defensa de los derechos de las mujeres iraníes. La campaña de los Miércoles Blancos pide a las mujeres de Irán que protesten contra las leyes que estipulan el uso obligatorio del velo poniéndose pañuelos blancos cada miércoles.