Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

El Consejo de la UE debe aprobar la nueva Directiva contra la discriminación

Actúa contra la discriminación en http://web.es.amnesty.org/discriminacion/

Ante la celebración del próximo Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO) el 7 de junio de 2010, Amnistía Internacional emprende hoy una campaña sobre la Directiva de la Unión Europea contra la discriminación, dirigida específicamente al Gobierno alemán, que está bloqueando en la actualidad la aprobación de la Directiva.

La propuesta de una nueva directiva, presentada por la Comisión Europea en julio de 2008, hace efectivo el principio de trato igual para todas la personas en la UE más allá del empleo, llenando así importantes vacíos existentes en el actual marco jurídico de la UE contra la discriminación. Prohíbe la discriminación por motivos de religión y creencias, discapacidad, edad y orientación sexual en áreas como la seguridad social, la atención de la salud, la educación y la vivienda. La propuesta ha sido bloqueada por Alemania en el Consejo de la UE a pesar de haber dado prioridad a su aprobación tanto la actual Presidencia española de la UE como la Presidencia sueca anterior.



“Es una verdadera vergüenza que una norma tan importante, que no hace más que llenar un vacío legal existente, esté siendo bloqueada por un país que afirma públicamente que se toma muy en serio las cuestiones relativas a la discriminación -ha manifestado Nicolas Beger, director de la oficina de Amnistía Internacional ante la UE–. Alemania está negando la protección a víctimas de discriminación en toda Europa al mismo tiempo que presta tal protección en su propio territorio.”



El Gobierno alemán ha afirmado que la actual legislación de la UE contra la discriminación no ha sido eficaz y que no hay ninguna base jurídica para que la UE actúe en algunas de las áreas que la Directiva abarca. Ninguno de estos argumentos es sostenible. Estudios independientes han demostrado que la actual Directiva relativa a la igualdad racial ha mejorado considerablemente la protección contra la discriminación racial en muchos países de la UE. Además, el artículo 19 del Tratado de Lisboa confiere claramente al Consejo de la UE el mandato de tomar medidas adecuadas para combatir la discriminación por motivos de sexo, origen racial o étnico, religión o creencias, discapacidad, edad u orientación sexual.



“La discriminación afecta a toda la Unión Europa, con graves consecuencias en el acceso de las personas a derechos fundamentales. La UE tiene que tomar de inmediato medidas para poner fin a los efectos perjudiciales que tiene la discriminación en toda la sociedad. Un primer paso en este sentido sería la aprobación de la nueva Directiva contra la discriminación sin abreviarla, sin promover más excepciones a la definición de discriminación y sin ofrecer distintos grados de protección según los grupos", ha señalado Beger.



Cerca de 14.000 personas han pedido ya a José Luis Rodríguez Zapatero, como presidente de la UE y a la canciller alemana, Ángela Merkel, a través de web.es.amnesty.org/discriminacion/ que impulsen y aprueben la Directiva contra la discriminación, demostrando un compromiso real de la UE con los derechos humanos y el principio de no discriminación.

/// FIN

Cómo puedes ayudar