Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Deben permitirse reuniones pacíficas durante la Ashura

Londres.- Amnistía Internacional ha instado a las autoridades iraníes a garantizar que está asegurada la libertad para reunirse pacíficamente durante las celebraciones religiosas de la Ashura que tienen lugar este mes.

 

“El gobierno de Irán debe aprovechar la ocasión de la Ashura para poner fin a la práctica de impedir manifestaciones pacíficas -entre otras actuaciones, mediante detenciones arbitrarias y preventivas- y garantizar que no se hace un uso excesivo de la fuerza en el caso de que quienes participen en las festividades de la Ashura se reúnan para expresar a su oposición al gobierno”, ha dicho Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional.

 

“Pedimos al Líder Supremo que garantice que ninguna persona estará expuesta a detención ni a las porras de la milicia Basij, que viste de civil, por el simple hecho de tomar parte en una manifestación pacífica en tan solemne ocasión.”

 

Amnistía Internacional ha condenado repetidamente la escalada represiva contra la disidencia en Irán y el uso excesivo de la fuerza.

 

La organización ha pedido que no se recurra a la milicia Basij para tareas de vigilancia policial de las manifestaciones debido a la violencia que esa milicia ha ejercido contra quienes participan en las protestas.

 

Protestas que vienen celebrándose desde las controvertidas elecciones del mes de junio, a veces en días conmemorativos de algún otro evento significativo a nivel nacional.

 

La Ashura, que se celebra el décimo día del mes islámico de Muharrám, es una observación religiosa chií en la que se conmemora el asesinato o martirio de Hussein, nieto del profeta Mohammad e importante líder religioso y comunitario. Con este motivo, los días 26 y 27 de diciembre serán fiesta nacional en Irán.