Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Camboya: La excarcelación de un periodista, un paso en la buena dirección

El periodista camboyano Mam Sonando a su llegada a la Corte de Apelación en Phnom Penh, 14 de diciembre de 2012. © AFP/Getty Images

La decisión del tribunal de anular la declaración de culpabilidad por delitos contra el Estado y la pena de prisión dictadas contra un destacado periodista es un paso positivo hacia la libertad de expresión en Camboya.

Mam Sonando, de 72 años y propietario de una de las pocas emisoras de radio independientes de Camboya, fue declarado culpable y condenado a 20 años de prisión en octubre de 2012 por cargos de “insurrección”. Amnistía Internacional lo consideró preso de conciencia, encarcelado exclusivamente por ejercer de forma pacífica su derecho a la libertad de expresión.

Sin embargo, el Tribunal de Apelación de Phnom Penh ha anulado finalmente los cargos más graves contra él. En lugar de la pena de 20 años, Mam Sonando ha recibido una pena de 5 años de prisión por cargos como “abrir claros ilegalmente en un bosque y ocuparlos”. Ya ha cumplido ocho meses de prisión, y el resto de la pena ha quedado en suspenso. Saldrá en libertad esta semana.

“Nos satisface la liberación inminente de Mam Sonando, que supone un paso en la dirección adecuada para la libertad de expresión en Camboya”, ha manifestado Rupert Abbott, investigador de Amnistía Internacional sobre Camboya. Rupert estuvo presente en la vista de sentencia de apelación. “Pero, para empezar, Mam Sonando nunca debería haber sido encarcelado, y la declaración de culpabilidad por los cargos que se mantienen parece no tener fundamento”.

Cómo puedes ayudar