Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional teme por los activistas en huelga de hambre que han desaparecido

Varios activistas chinos que participaban en una serie de huelgas de hambre desde el 4 de febrero o las respaldaban han sido detenidos o han desaparecido. Amnistía Internacional pide a las autoridades que aclaren su paradero exacto, garanticen su seguridad y los pongan en libertad a menos que los acusen de un delito común reconocible.

 

"Muchos de estos activistas defienden derechos humanos", ha declarado Mark Allison, investigador de Amnistía Internacional para el este de Asia. "Las autoridades deben garantizar que todos ellos pueden continuar con sus actividades pacíficas sin temor a sufrir detención arbitraria, acoso u otras violaciones de derechos humanos."

 

La huelga de hambre, llevada a cabo por turnos, la inició el destacado abogado defensor Gao Zhisheng, quien deseaba llamar la atención hacia las recientes palizas y detenciones de activistas de derechos humanos y de los abogados que intentan defenderlos. Gao inició un ayuno de 48 horas, y pronto se le unieron otras personas que deseaban mostrar su solidaridad, y que hicieron turnos para ayunar. Algunas fuentes han sugerido que estas personas pretendían continuar con su protesta hasta los Juegos Olímpicos de Verano de 2008, que se celebrarán en Pekín. Para ello, iban a contar con una serie de personas y grupos que continuarían los turnos de ayuno.

 

Según los informes, varias personas que participaban en la huelga o que la respaldaban han sido detenidas o han desaparecido. Entre ellas se encuentran las siguientes:

 

- Wen Haibo y Ma Wendu, ayudantes de Gao Zhisheng, que, según los informes, fueron detenidos el 16 de febrero e interrogados durante 48 y 20 horas, respectivamente, antes de ser puestos bajo estricta vigilancia policial en sus domicilios. Otro ayudante, Ouyang Xiaorong, programador informático, fue detenido, según los informes, al mismo tiempo. Acababa de llegar a Pekín para ayudar a Gao Zhisheng. Se desconoce su paradero actual;

 

- Qi Zhiyong, activista en favor de la democracia, que perdió una pierna a consecuencia de la sangrienta represión del movimiento en favor de la democracia que tuvo lugar en 1989 en Pekín. Desapareció hacia las once de la noche del 15 de febrero de 2005. Informes no confirmados sugieren que ha sido detenido por la policía de seguridad del Estado de Pekín, pero se desconoce su paradero actual;

 

- Hu Jia, destacado activista sobre cuestiones relacionadas con el VIH/sida, a quien, según los informes, la policía se llevó de su casa la mañana del 16 de febrero. No está claro dónde se encuentra recluido;

 

- Mao Hengfeng, activista con sede en Shanghai, que fue detenida por la policía el 13 de febrero. La policía dijo más tarde a su esposo que estaba detenida bajo "vigilancia residencial" por "alterar el orden en un lugar público", pero, según los informes, se negó a decirle dónde permanecía recluida;

 

- Ma Yalian, que fue detenida el 15 de febrero por ocho policías en el domicilio de un amigo en el distrito de Minxin, en Shanghai. Esta activista ya había estado sometida a una estricta vigilancia desde que fue puesta en libertad tras permanecer diez días bajo custodia de la policía, este mismo mes. Anteriormente había cumplido una pena de 18 meses de "reeducación por el trabajo" por publicar en Internet artículos en los que criticaba el ineficaz sistema chino de presentación de demandas.

 

“Estas detenciones y otros abusos ponen seriamente en duda las afirmaciones de las autoridades cuando dicen 'respetar y proteger los derechos humanos', una nueva disposición introducida en la Constitución china en marzo de 2004”, ha manifestado Mark Allison.

 

Gao Zhisheng decidió iniciar la huelga de hambre como protesta por varios abusos recientes, entre ellos la reciente paliza a Yang Maodong (conocido también como Guo Feixiong), activista y asesor legal que había estado ayudando a los habitantes del poblado de Taishi, en la provincia de Guangdong, a desbancar al dirigente del poblado, presuntamente implicado en actos de corrupción. Yang Maodong participó en la huelga de hambre en Pekín el 8 de febrero, pero fue rápidamente detenido por la policía. Actualmente se encuentra bajo "vigilancia residencial" en su domicilio, en Guangdong.

 

La protesta ha contado con el respaldo de activistas de diversas partes de China. Asimismo, según los informes, algunos simpatizantes de otros países han iniciado también huelgas de hambre en señal de solidaridad.

 

El propio Gao Zhisheng ha sufrido abusos desde que, en octubre de 2005, pidió públicamente a las autoridades que cesaran en lo que denominó una persecución "bárbara" del movimiento espiritual Falun Gong. Desde entonces ha sido sometido a periodos de detención, amenazas y vigilancia por parte de la policía, le han revocado su licencia para ejercer la abogacía y ha escapado por poco de morir o sufrir lesiones graves en un accidente de automóvil ocurrido el 17 de enero de 2005 y que, según afirma, fue instigado por las autoridades. Su casa permanece bajo vigilancia policial y su teléfono particular y fax han sido cortados, según indican los informes.

 

Otras personas que apoyan la protesta son:

- Zhao Xin, que dirige el Instituto de Habilitación y Derechos, con sede en Pekín. Fue golpeado por unos hombres no identificados en noviembre del año pasado, al parecer en un intento de hacerle cesar en sus actividades de derechos humanos;

 

- Jiang Meili, esposa de Zheng Enchong, un abogado actualmente encarcelado por delitos relacionados con "secretos de Estado". Jiang Meili participó en la huelga de hambre durante 24 horas, el 11 de febrero. La policía de Shanghai la detuvo durante 19 horas cuando, el mismo 11 de febrero, intentó viajar a Pekín, al parecer para pedir a las autoridades que permitieran a Zheng Enchong recibir visitas de su familia. Antes de su detención, Zheng Enchong había ayudado a muchos residentes de Shanghai que habían sido desalojados de sus casas sin recibir aparentemente una indemnización adecuada;

 

- Chen Guangcheng, asesor legal ciego y autodidacta, que lleva recluido bajo "vigilancia residencial" en su domicilio desde septiembre de 2005, después de que intentó demandar a las autoridades locales de la ciudad de Linyi, provincia de Shandong, por someter el año anterior a numerosas mujeres a una política ilegal de abortos y esterilizaciones forzados. Su esposa, Yang Weijing, fue golpeada por un grupo de agresores no identificados el 15 de febrero, según los informes ante un dirigente local del partido que se negó a intervenir para detener la agresión. Los informes indican que las autoridades locales han negado a Yang Weijing el permiso para visitar un hospital con el fin de que examinen el estado de sus lesiones.