Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional publica testimonios sobre la creciente persecución que sufren los defensores de los Derechos Humanos en Chechenia

Bruselas.- Cuando la Unión Europea se prepara para su cumbre con el presidente ruso, Vladimir Putin, que tendrá lugar esta semana en La Haya, Amnistía Internacional publica detallados testimonios según los cuales en Chechenia se ha matado o hecho “desaparecer” a víctimas de violaciones de derechos humanos que habían presentado denuncias ante instituciones europeas.

 

En su informe, Amnistía Internacional afirma que en Chechenia se ha matado o torturado a defensores de los derechos humanos, y que muchos han sufrido hostigamiento e intimidaciones. La organización sostiene que hay indicios de persecución de los activistas de los derechos humanos, a quienes los agentes del Estado pretenden hacer callar.

 

En el informe se explica, en particular, cómo los chechenos que han buscado resarcimiento en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo por violaciones de sus derechos han sufrido represalias, que abarcan desde hostigamiento y amenazas hasta el homicidio de los propios denunciantes o de familiares suyos.

 

"La Unión Europea no puede hacer caso omiso del agravamiento de la situación de quienes denuncian los abusos contra los derechos humanos que se cometen en Rusia, especialmente cuando se dirigen para ello a una institución hermana, como es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos del Consejo de Europa”, ha manifestado Dick Oosting, director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la Unión Europea.

 

"Si al final no habla de derechos humanos con la Federación Rusa, la Unión Europea pondrá en entredicho no sólo su propia credibilidad, sino también la de la institución básica de protección de los derechos humanos de Europa", ha añadido Oosting.

 

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa determinó recientemente que las muertes y el sufrimiento humano persistentes en Chechenia eran “motivo de gran preocupación por los valores comunes” de la organización. Asimismo, la Asamblea hizo un llamamiento a los Estados miembros de la Unión Europea instándolos a no “quedarse inactivos cuando todos los días mueren personas en Chechenia y las repúblicas vecinas a causa de  los atentados, los francotiradores, las minas terrestres, el uso indebido que hacen de la fuerza los servicios de seguridad y la delincuencia organizada".

 

“La cumbre Unión Europea-Rusia de esta semana va a tratar la cuestión de la creación de un ‘espacio común de libertad, seguridad y justicia” entre ambas –ha explicado Dick Oosting–. Ante las crecientes amenazas a la protección de derechos humanos en Rusia, la Unión Europea debe aplicar un nuevo enfoque a la cumbre. No son sólo las susceptibilidades de Rusia, sino también las preocupaciones de la Unión Europea las que deben marcar la pauta de las conversaciones.”

 

Asimismo, Oosting ha manifestado: "El ‘espacio común’ se quedará vacío si la Unión Europea no plantea desde el primer momento, como principios no negociables, que ‘libertad’ significa que los defensores de los derechos humanos pueden hacer valer los derechos de los demás libremente, 'seguridad' significa que los periodistas y los abogados pueden decir lo que piensan sin sufrir hostigamiento ni agresiones, que 'justicia' significa que las víctimas de violaciones de derechos humanos pueden pedir libremente resarcimiento ante tribunales de justicia y obtenerlo”.

 

A lo largo del conflicto que se desarrolla en Chechenia, las autoridades rusas han intentado restringir la información sobre la situación de los derechos humanos allí. Las organizaciones de derechos humanos, los activistas, los abogados, los periodistas independientes y los ciudadanos siguen desempeñando un papel decisivo en la documentación de los abusos contra los derechos humanos.

 

Una persona que presentó una denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por la “desaparición” de uno de sus hijos durante una incursión del ejército ha manifestado que a su otro hijo lo mataron después de la denuncia. Otro hombre que había denunciado la “desaparición” de su hermano “desapareció” también tras llevar el caso ante el Tribunal.

 

En el informe de Amnistía Internacional se cuenta también cómo la familia de la activista de derechos humanos Luisa Betergiraeva, muerta a causa de un disparo en 2001, continúa sufriendo hostigamiento. Se denuncia, por ejemplo, lo siguiente: “A principios de julio de 2004, en un asalto de las fuerzas federales rusas a su casa, uno de los hijos de Luisa, Zelimkhan Betergiraev, de 28 años, fue detenido y desde entonces está ‘desaparecido’”. En un segundo asalto a la casa llevado a cabo el 20 de julio, cuando los miembros de la familia preguntaron a los soldados que por qué les golpeaban, les dijeron: “¡Así no denunciaréis tanto! ¡Toda Europa os conoce ya!".

 

El hostigamiento de que son objeto los activistas ha consistido a veces en amenazas de la policía, que ha llegado a decir a algunos que iba a poner pruebas en sus casas para hacer creer que estaban implicados en “terrorismo”.

 

De conformidad con las directrices de la Unión Europea sobre los defensores de los derechos humanos, aprobadas por los ministros de Asuntos Exteriores en junio de 2000, Amnistía Internacional insta a la Unión Europea a:

 

- Apoyar el trabajo legítimo de los defensores de los derechos humanos en el Cáucaso septentrional, como se indica en las directrices.

·Expresar su preocupación por las agresiones a defensores de los derechos humanos en su diálogo con la Federación Rusa, incluida la próxima cumbre con el presidente Putin.

 

- Insistir en el inicio sin demora de investigaciones independientes y exhaustivas sobre todas las denuncias de represalias contra personas que han presentado denuncias ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y de tortura, homicidio y “desaparición” de defensores y activistas de los derechos humanos. Los resultados de tales investigaciones deben hacerse públicos y los responsables de los abusos han de ser puestos a disposición judicial.