Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Agenda de derechos humanos para la visita del Presidente Bouteflika a España

Madrid.- Con motivo de la visita del Presidente argelino a España, Abdelaziz Bouteflika, que comienza mañana 24 de febrero de 2005, Amnistía Internacional hace públicos sus principales motivos de preocupación con respecto a cuestiones de derechos humanos en este país.

 

El nivel de violencia

Aunque el nivel de violencia ha descendido significativamente desde que alcanzara su punto álgido entre 1996 y 1998, el número de víctimas de homicidio sigue siendo en la actualidad elevado: unas 500 en 2004, de las cuales unas 100 eran civiles. Amnistía Internacional ha expresado reiteradamente su preocupación por la muerte de civiles a manos de grupos armados, así como la persistencia de secuestros y violaciones, y la muerte de presuntos miembros de grupos armados a manos de las fuerzas armadas, las fuerzas de seguridad y las milicias armadas por el Estado.

 

"Desapariciones"

Amnistía Internacional ha recibido información sobre unos 4.000 casos de personas “desaparecidas” en el contexto de violencia de la década pasada, aunque reconoce que la cifra real podría ser muy superior. El Gobierno de Argelia instituyó en septiembre de 2003 un mecanismo ad hoc para abordar la cuestión de las "desapariciones". Al parecer, en abril de 2004 dicho órgano presentó al presidente de la República un primer informe relativo a las "desapariciones" que a día de hoy no se ha hecho público. Entre los casos sobre los que trabaja la Sección Española de Amnistía Internacional se halla el de Mourad Mokhfi, que fue detenido en mayo de 1996 y sigue "desaparecido" desde entonces. Pese a los intentos de sus familiares, hasta el momento ha sido imposible conocer su paradero. Amnistía Internacional solicita a las autoridades argelinas que se lleve a cabo una investigación exhaustiva e imparcial sobre su caso.

 

Fosas comunes

La forma en que las autoridades se han ocupado de las fosas comunes descubiertas desde 1998, más de una decena, suscita considerable inquietud pues se teme que las pruebas disponibles no se analicen con arreglo a las normas internacionalmente aceptadas o, lo que es peor, se destruyan.

 

Detención secreta y tortura

Por lo general, a las personas detenidas no se les permite comunicarse con el mundo exterior en ninguna fase de la detención preventiva. El problema es especialmente grave en los casos de personas detenidas por presuntos “actos de terrorismo o subversión”. Las reformas en sentido positivo aprobadas en 2001 no se han llevado a la práctica, dado el poco respeto demostrado por las autoridades judiciales, las fuerzas de seguridad y el estamento militar. Amnistía Internacional tiene noticia de decenas de casos de tortura producidos en los últimos años.

 

Libertad de expresión

Algunas reformas del Código Penal argelino realizadas en junio de 2001 entrañan una amenaza para el derecho a la libertad de expresión: han aumentado las penas impuestas por difamación y se ha ampliado la definición de este delito. En el último año, se ha producido un notable aumento en el número de actuaciones judiciales contra periodistas y directores de periódicos.

 

Derechos de la mujer

Un gran número de mujeres y niñas han sido secuestradas, violadas y asesinadas por grupos armados en el contexto del conflicto interno. La asistencia del Estado a las mujeres que han logrado sobrevivir a este tipo de violencia sigue siendo prácticamente inexistente. Preocupan asimismo las dificultades sufridas por las mujeres que han vivido la "desaparición" de su esposo, el aumento de la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar y algunas disposiciones discriminatorias del Código de Familia.