Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
© Alfredo Estrella/AFP via Getty Images

Los derechos humanos en América en la era COVID-19

Por Amnistía Internacional, 

Mientras nos adentramos en un periodo incierto y sin precedentes de la historia moderna, recopilamos algunas de las amenazas más graves para los derechos humanos relacionadas con la pandemia de COVID-19 en el continente americano.

Aquí hay cinco temas que nos han llamado la atención:

1. Tratamiento policial: Una pendiente resbaladiza hacia el empeoramiento de la crueldad

Con gran parte de la región en cuarentena o toque de queda, y con muchos países que han declarado estados de emergencia desde mediados de marzo como parte de sus enfoques de salud pública para prevenir la propagación de COVID-19, los medios de comunicación internacionales comenzaron a informar cómo las fuerzas policiales y militares castigaban a las personas que rompían el toque de queda, haciéndolas asumir posiciones forzadas, hacer saltos o recitar frases humillantes ante la cámara.

La aplicación de tales medidas ha comenzado a volverse más siniestra. Si bien el derecho internacional de los derechos humanos no prohíbe las restricciones a la libertad personal en tiempos de emergencia, nunca permite la tortura u otros malos tratos, inhumanos o degradantes, y siempre exige que todo uso de la fuerza por parte de la policía o el ejército sea proporcional, necesario y apegado a la ley.

Actualmente estamos siguiendo un caso en Santiago de Chile, donde verificamos imágenes del 24 de marzo en las que Carabineros habrían disparado fatalmente a una persona a quemarropa. Los medios de comunicación locales informaron que el incidente ocurrió en los primeros días después de la orden presidencial de toque de queda, y que se trataba de un joven que estaba paseando a su perro de noche en frente de su casa. Este hecho no ha sido destacado en las noticias internacionales. La carga de la prueba en este caso recae en las autoridades, y estaremos atentos para ver si la investigación dirigida por la Fiscalía toma en cuenta de manera efectiva todas las versiones de los hechos.

El 28 de marzo, el Perú aprobó una Ley de Protección Policial que viola abiertamente las normas internacionales y que podría abrir el camino a la impunidad policial, haciendo más difícil que se activen consecuencias legales para los policías que violan los derechos humanos.

2. Guayaquil, Ecuador se convierte en un sombrío símbolo de una crisis sanitaria

Hemos verificado la fecha y el lugar de al menos 15 videos como éste que han sido publicados en línea en los últimos días y que muestran cuerpos abandonados en las calles de Guayaquil en medio de la devastadora crisis sanitaria de la ciudad portuaria ecuatoriana.

A la luz de esta evidencia, queremos llamar la atención sobre un comunicado de prensa de las organizaciones locales de derechos humanos en el que se pide a las autoridades que tomen medidas urgentes y sigan las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud sobre el manejo de los cadáveres en este país, que actualmente tiene un número destacado de muertes por el virus.

3. Los derechos de las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas están amenazados

En México, 15 migrantes y solicitantes de asilo resultaron heridos, incluyendo un hombre guatemalteco, que murió después de que el 31 de marzo estallara una protesta en respuesta a los peligros que representaba el COVID-19 en un centro de detención migratoria en Tenosique, en el sur de México.  El 2 de abril hicimos un llamado a las autoridades de todo el continente americano, incluyendo a las de Canadá, los Estados Unidos, México, Curazao y Trinidad y Tobago, entre otros, para que pusieran en libertad a las personas detenidas por motivos de migración a fin de evitar miles de muertes. La próxima semana publicaremos una investigación más profunda sobre los riesgos que la pandemia plantea para las personas migrantes detenidas en los Estados Unidos.

4. Restricciones a libertad de prensa y acceso a la información

El periodista Darvinson Rojas estuvo en prisión durante 12 días por cubrir la difusión de COVID-19 en Venezuela. Su liberación llegó horas después de que Amnistía Internacional lo declarara prisionero de conciencia. Dado que aún está sujeto a procedimientos legales a pesar de su liberación, seguiremos haciendo campaña en el caso hasta que Darvinson y todos los trabajadores de los medios de comunicación en Venezuela puedan llevar a cabo su vital trabajo de forma libre y segura.

5. Semillas de esperanza y humanidad en estos tiempos oscuros

Aunque fue una semana sombría en todas las Américas y nos preocupan las tendencias por venir, no todo fue triste. Confirmamos la veracidad y la ubicación de un trompetista brasileño de la brigada de bomberos de Río de Janeiro, que dio una serenata a los barrios cercanos que seguían en cuarentena.