Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Cumbre UE-Marruecos

No se pueden olvidar los derechos humanos en el Sáhara Occidental

Bruselas.- En una carta dirigida a la Presidencia española de la UE, Amnistía Internacional ha pedido la inclusión de un punto concreto dedicado a los derechos humanos en el orden del día de la primera cumbre UE-Marruecos que se celebrará el 7 de marzo en Granada. Amnistía Internacional quiere que los dirigentes de la UE presentes en la cumbre aborden la creciente intolerancia que sufren los defensores y defensoras saharauis de derechos humanos y otras personas partidarias de la libre determinación del Sáhara Occidental.

“La UE tiene una oportunidad real de hacer que los derechos humanos sean centrales en su relación con Marruecos, pero esto significa hablar de la situación en el Sáhara Occidental durante la cumbre de Granada. Las autoridades marroquíes reprimen de forma creciente a los saharauis y su derecho a expresar sus opiniones, algo que ningún representante de la UE puede tolerar”, ha declarado Nicolas Beger, director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la UE.

Actualmente hay seis saharauis pendientes de un juicio militar, acusados formalmente de menoscabar la seguridad interna y externa de Marruecos. Amnistía Internacional viene observando un aumento del número de informes sobre hostigamiento a defensores y defensoras saharauis de derechos humanos, a quienes se les intimida verbalmente, se les impide que se reúnan con observadores extranjeros y se les confiscan documentos de viaje. También suscita preocupación la sugerencia del rey de Marruecos, Mohamed VI de que los saharauis que pidan la libre determinación del Sáhara Occidental sean despojados de la ciudadanía marroquí.

Los medios de comunicación independientes por su parte sufren la actitud cada vez más represiva de las autoridades marroquíes contra quienes considera que critican la monarquía. A Amnistía Internacional le preocupa especialmente el encarcelamiento del periodista Idriss Chahtane que está en la Prisión Civil de Salé desde el 15 de octubre de 2009. Chahtane fue condenado a un año de cárcel tras publicar un artículo sobre la salud del rey Mohamed VI en el número de septiembre de Almichaal.

En los últimos años, varios periodistas más, así como defensores y defensoras de derechos humanos han sido procesados y a veces condenados a prisión por expresar pacíficamente críticas a la monarquía que la familia real ha considerado ofensivas. Por tanto, Amnistía Internacional pide a la UE que solicite al Gobierno marroquí la libertad inmediata e incondicional de Idriss Chahtane, así como de los seis defensores de derechos humanos saharauis Ahmed Alnasiri, Brahim Dahane, Yahdih Ettarouzi, Saleh Labihi, Rachid Sghir y Ali Salem Tamek.

En la relación de la UE con Marruecos, tanto durante la cumbre de Granada como en futuros encuentros, hay que tener en cuenta la difícil situación que atraviesan los defensores y defensoras saharauis de derechos humanos y otros ciudadanos marroquíes que critican al régimen. Amnistía Internacional insta a la UE a que, en la revisión del Plan de Acción de la Política Europea de Vecindad UE-Marruecos, que estará preparado este mismo año, incluya un sólido capítulo de derechos humanos con puntos de referencia medibles y un calendario realista para su cumplimiento.

“La Unión Europea puede sentar un precedente para la dirección que adopte en el futuro la política europea de vecindad, negociando un plan de acción con Marruecos en el que los derechos humanos formen la base de la relación”, concluyó Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.