Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

La misión militar de la Unión Europea despliega 150 soldados en la República Centroafricana

La misión militar de la Unión Europea ha desplegado su primer contingente de 150 soldados en el país. Su despliegue significa que las tropas francesas de la Operación Sangaris que custodiaban el aeropuerto y el enorme campo para desplazados internos situado en sus proximidades pueden ahora patrullar otras zonas del país que necesitan urgentemente una mayor presencia de seguridad. © AP Photo/Rebecca Blackwell

La misión militar de la Unión Europea (conocida como EURFOR-RCA) https://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/la-ue-y-los-lideres-africanos-no-deben-dar-la-espalda-al-pueblo-de-la-republica-centroafricana/ desplegó por fin su primer contingente de 150 soldados en el país, que se estableció en el aeropuerto de la capital, Bangui. Su despliegue significa que las tropas francesas de la Operación Sangaris que custodiaban el aeropuerto y el enorme campo para desplazados internos situado en sus proximidades pueden ahora patrullar otras zonas del país que necesitan urgentemente una mayor presencia de seguridad.

A principios de abril se anunció el despliegue de un máximo de 1.000 soldados de la UE para ayudar a los 7.150 soldados de la Unión Africana y Francia que están en el país, con el fin de servir de misión “puente” hasta que se despliegue la misión de paz de la ONU —MINUSCA— en septiembre de este año.

Estos refuerzos son muy necesarios, pues en los últimos meses se está produciendo la limpieza étnica de musulmanes y se cometen crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad con impunidad en Bangui y otras partes del país. Hace días un ataque armado contra un hospital causó la muerte de 16 personas —13 líderes locales y tres trabajadores de la organización humanitaria Médicos sin Fronteras— y el ataque contra un convoy de la ONU que llevaba a más de 1.300 musulmanes a un lugar seguro en el extremo septentrional del país se saldó con otras dos muertes. Varios periodistas y un sacerdote han sido asimismo víctimas de ataques —algunos de ellos con resultados mortales— en los últimos días.


Amnistía Internacional seguirá presionando para que la comunidad internacional tome medidas para proteger a la población civil en toda la República Centroafricana, así como a los refugiados que han huido del país. Y seguiremos trabajando para garantizar que los perpetradores de atrocidades —Seleka, anti-balakas y sus respectivos aliados incluidos— respondan ante la justicia por sus actos.