Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

La ampliación de la refinería de Vedanta en Odisha aumentará los riesgos de contaminación

Estanque de barro rojo en Lanjigarh, Orissa, India el 23 de mayo 2011. © Amnistía Internacional

Las autoridades indias deben ordenar una auditoría independiente de las medidas de control y los riesgos de la contaminación en la refinería de Lanjigarh, explotada por Vedanta Aluminium, antes de tomar una decisión sobre la propuesta de la compañía de ampliar la refinería para multiplicar por seis su capacidad actual, ha afirmado hoy miércoles Amnistía internacional.

Amnistía internacional India ha recibido información según la cual Vedanta Aluminium, filial de la empresa Vedanta Resources, radicada en el Reino Unido, se ha puesto en contacto con el Grupo de Vigilancia de Proyectos del primer ministro indio –establecido para agilizar grandes proyectos de inversión paralizados– con el fin de solicitar autorización para llevar a cabo una ampliación que multiplicaría por seis la capacidad de su refinería de aluminio en Lanjigarh, estado de Odisha, en el este del país.

Desde 2009, la investigación de Amnistía internacional has puesto de relieve sistemáticamente indicios de abusos contra los derechos humanos relacionados con las actividades de la refinería de Lanjigarh, cuya producción comenzó en 2007. La contaminación de la instalación no se ha controlado de forma adecuada y ha afectado a la salud de las comunidades cercanas. La organización ha instado asimismo a las autoridades indias a no permitir la ampliación de la refinería hasta que se aborden de manera efectiva todos los motivos de preocupación de las comunidades locales en relación con los derechos humanos y el medio ambiente. Véase Amnistía Internacional, Open letter to India’s Minister of Environment and Forests not to allow expansion of Vedanta Aluminium refinery until human rights abuses faced by local communities are fully addressed, ASA 20/017/2012, 25 de abril de 2012, y Amnistía Internacional, India: Letter regarding expansion of alumina refinery in Lanjigarh in Orissa, ASA 20/051/2011, 20 de diciembre de 2011.

Los planes de Vedanta de ampliar su refinería de 700 hectáreas, que implican la adquisición de 888 hectáreas adicionales de tierras pertenecientes a las comunidades adivasis (indígenas) majhi londh y dalits locales, están en marcha desde mayo de 2012, cuando el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques reveló que la compañía no había cumplido en su totalidad las más de 70 condiciones fijadas para la ampliación y seguía negando a estas comunidades el acceso a 26 hectáreas de bosques comunales dentro de la zona de la refinería.

La refinería de aluminio estaba vinculada a los planes de otra filial de Vedanta de extraer bauxita en los cercanos montes Niyamgiri, pero estos planes de extracción fueron rechazados de modo unánime por los 12 poblados adivasis de la zona de la concesión minera en los que se celebraron consultas oficiales en julio y agosto de 2013. Estas consultas, ordenadas por el Tribunal Supremo indio en un fallo de abril de 2013, constituyeron una gran victoria para los derechos de los adivasis en India.

El rechazo de los planes de extracción suscita dudas acerca de dónde obtendrá la refinería la bauxita y por qué es necesaria una ampliación que multiplique por seis la capacidad. Las actividades de la refinería estuvieron suspendidas durante seis meses a partir de diciembre de 2012 debido a la falta de bauxita.

Cuando Amnistía internacional visitó en fechas recientes algunos poblados en los alrededores de la refinería tras reanudarse la actividad en junio de 2013, comprobó que las autoridades no habían tomado ninguna medida digna de mención para poner fin a la contaminación de la refinería, limpiar los daños causados o vigilar los impactos de la refinería en la salud y en los medios de vida de las comunidades locales. Las autoridades tampoco han tomado medidas en relación con la recomendación formulada por un relator especial de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de India, que había investigado las quejas de las comunidades locales en 2011, de que se formara un comité de expertos para vigilar y evaluar sistemáticamente estos impactos.

Uno de los dos estanques de lodo rojo de la refinería –que está lleno de materiales de desecho peligrosos y del que hace dos años se denunciaron escapes durante las lluvias– sigue amenazando la salud de los residentes de al menos tres poblados muy próximos. Este estanque de lodo rojo de 28 hectáreas sigue estando lleno hasta el borde y no parece que se haya tomado medida alguna para garantizar la salud y la seguridad de estas comunidades. Los residentes de estos poblados han expresado su preocupación de que el reciente monzón pueda haber causado un escape de agua contaminada en el estanque de lodo rojo de la refinería.

Las obligaciones de India en materia de derechos humanos exigen que tanto las autoridades del estado de Odisha como las del gobierno central tomen todas las medidas necesarias para proteger a las personas bajo su jurisdicción contra las violaciones de sus derechos humanos, incluidas las cometidas por terceros como las empresas. Esto exige hacer cumplir las leyes contra la contaminación y prevenir la contaminación del agua, el aire y el suelo.

Dados los indicios de graves problemas relacionados con las actividades en curso de la refinería, Amnistía internacional ha instado al Grupo de Vigilancia de Proyectos presidido por el primer ministro de India a no aprobar ninguna ampliación de la refinería hasta que se ordene una auditoría independiente de la refinería, se hagan públicas en su integridad sus conclusiones y se aborden de manara efectiva todos los motivos de preocupación de las comunidades en relación con los derechos humanos y el medio ambiente.

 

Información complementaria

Entre 4.000 y 5.000 personas que viven en los 12 poblados que rodean la refinería de Lanjigarh, incluidas las comunidades adivasis majhi kondh, dalits y otras comunidades marginadas, siguen estando afectadas por las actividades de la refinería, incluido su impacto en el agua y el aire, que ha puesto en peligro su acceso a agua para beber y para uso doméstico y ha puesto en peligro su salud y sus medios de vida.

Cómo puedes ayudar