Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Desalentadora sentencia del Tribunal Supremo vuelve a criminalizar la homosexualidad

Activistas indios protestan contra la decisión del Tribunal Supremo © AFP / Getty Images

Una sentencia del Tribunal Supremo de la India, que convierte en delito las relaciones sexuales de mutuo acuerdo entre personas adultas del mismo sexo, hace del día de hoy en un día negro para la libertad en la India, ha declarado hoy Amnistía Internacional India.

Esta decisión es un fuerte revés para los derechos a la igualdad, la intimidad y la dignidad —afirmó G. Ananthapadmanabhan, director ejecutivo de Amnistía Internacional India—. Es difícil no sentirse decepcionados por esta sentencia, que hace retroceder a la India varios años en su compromiso con la protección de los derechos básicos.”

El Tribunal Supremo anuló una sentencia histórica del Tribunal Superior de Delhi de 2009, que había despenalizado las relaciones sexuales de mutuo acuerdo entre personas adultas del mismo sexo. El Tribunal Supremo declaró que el artículo 377 —que criminaliza “las relaciones carnales contrarias al orden o la naturaleza”— era válido constitucionalmente y que el gobierno podía adoptar medidas legislativas para abolir la ley.

El Tribunal Superior de Delhi había resuelto en 2009 que la prohibición de las relaciones sexuales de mutuo acuerdo entre adultos del mismo sexo era discriminatoria y violaba los derechos a la igualdad, la intimidad y la dignidad consagrados en la Constitución india.

El caso fue planteado por la Fundación Naz, organización india de defensa de los derechos sexuales. Tras la sentencia del Tribunal Superior de Delhi de 2009, un grupo de entidades privadas, entre los que había organizaciones confesionales y religiosas, recurrió contra la decisión ante el Tribunal Supremo.

Por su parte, el gobierno central de la India no recurrió contra la resolución. El fiscal general comunicó al Tribunal Supremo en marzo de 2012:  “El gobierno de la India no encuentra ningún error en la sentencia del Tribunal Superior y acepta la corrección de la misma.”

Para refutar las afirmaciones de que la homosexualidad “no era india”, el fiscal general declaró: “La introducción del artículo 377 no fue un reflejo de los valores y tradiciones existentes en la India, sino que fue impuesta a la sociedad india por los colonizadores debido a sus valores morales.”

En una revisión del historial de la India en materia de derechos humanos ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2012, el gobierno de la India citó la decisión del Tribunal Superior de Delhi como muestra de su progreso en cuestiones de derechos humanos.

“El gobierno de la India ha afirmado que está a favor de despenalizar la homosexualidad. Este es el momento de que cumpla su palabra. El Parlamento debe aprobar inmediatamente una ley que restaure los derechos y libertades que hoy se han negado”, concluyó G. Ananthapadmanabhan

 

Información complementaria:

El Tribunal Superior de Delhi declaró en 2009 que la criminalización de la homosexualidad obligaba a “una considerable parte de la sociedad […] a vivir su vida bajo la sombra del acoso, la explotación, la humillación, y de tratos crueles y degradantes a manos de la maquinaria encargada de hacer cumplir la ley.”

El Comité de Derechos Humanos de la ONU —órgano de expertos que vigila el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos— ha afirmado por su parte que las leyes empleadas para criminalizar las relaciones sexuales entre personas adultas del mismo sexo mantenidas de mutuo acuerdo y en privado violan los derechos a la intimidad y a no ser discriminado.

Amnistía Internacional India insta también al Parlamento indio a que promulgue leyes específicas para criminalizar el acoso sexual a hombres y a personas transgénero.