Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Visita del Ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos

Derechos Humanos en peligro

Madrid.- Con motivo de la visita del Ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, a Guinea Ecuatorial los próximos días 27 y 28 de febrero de 2005, Amnistía Internacional quiere hacer públicas sus preocupaciones sobre torturas, muertes bajo custodia, juicios injustos, detenciones arbitrarias y presos de conciencia en este país.

 

Para la organización, esta visita constituirá una oportunidad si sirve para que el Gobierno español transmita un mensaje firme a las autoridades de Guinea Ecuatorial sobre la necesidad de avanzar en el respeto de los derechos humanos.

 

A pesar de algunos débiles progresos en algunas áreas, la situación de los derechos humanos se ha deteriorado de manera significativa desde noviembre de 2003, tras el arresto del General Agustín Ona.

 

Durante el año 2004 se sucedieron varios supuestos intentos de golpes de Estado que no prosperaron. Esto produjo oleadas de arrestos de militares y antiguos miembros del Ejército, así como de sus familiares y amigos y de numerosos civiles, sin que la mayoría hayan sido juzgados.

 

“Las violaciones de derechos humanos de amplios sectores de la sociedad por parte de las fuerzas de seguridad continúan siendo habituales. La falta de formación y de rendición de cuentas de las fuerzas de seguridad del país y la casi total impunidad por la comisión de violaciones de derechos humanos dan lugar a una grave situación para los derechos humanos. A esto se añade la debilidad y la falta de independencia del sistema judicial”, afirma Esteban Beltrán, director de la sección española de Amnistía Internacional.

 

Además, a la organización le preocupa el escaso desarrollo de la sociedad civil y la inexistencia de organizaciones no gubernamentales. “Los pocos activistas de derechos humanos que intentan velar por el respeto de los derechos humanos en este país, arriesgan en su empeño su seguridad personal”, continúa Beltrán.

 

Por otra parte la libertad de expresión está gravemente restringida y no existe prensa independiente, después del desmantelamiento por las autoridades de la asociación de la prensa independiente en 2002.

 

Presos de conciencia

Amnistía internacional destaca especialmente los numerosos casos de presos de conciencia para que el Ministro de Asuntos Exteriores español haga gestiones en favor de su liberación inmediata e incondicional.

 

- Weja Chicampo:  dirigente de la MAIB, partido político fundado en 1993 por el grupo étnico bubi, que aboga por la autodeterminación de la Isla de Bioko.  Weja Chicampo fue arrestado arbitrariamente hace un año. Fue golpeado severamente cuando le arrestaron y su familia no fue informada de su paradero durante las siguientes seis semanas. La organización también se preocupa por las duras condiciones carcelarias que padece.  Weja Chicampo estuvo en régimen de incomunicación durante varios meses y continúa en prisión sin cargos. Weja Chicampo no ha sido acusado de un delito penal y Amnistía Internacional le considera un preso de conciencia y pide su inmediata puesta en libertad.

 

- Los 32 presos de conciencia que todavía continúan detenidos en la prisión de Black Beach y Felipe Ondó que se encuentra en la de Evinayong. Todos continúan cumpliendo diversas penas, después de haber sido condenados por intento de golpe de Estado en un macro juicio celebrado en Malabo entre el 23 de mayo y el 9 de junio de 2002 con absoluta falta de garantías. No hubo pruebas contra ellos que no fueran sus confesiones, obtenidas bajo tortura. Formaban parte de un grupo de más de 150 personas recluidas en condiciones crueles, inhumanas y degradantes. A los detenidos se los mantuvo desnudos y hacinados en pequeñas celdas. Amnistía Internacional solicita la libertad inmediata para todas estas personas.