Saltar al contenido

Israel/Gaza: La población civil, una vez más, abandonada por la comunidad internacional

Niña palestina camina con un juguete en Gaza
Niña palestina camina con un juguete que rescató de los escombros del edificio el-Yazje, destruido tras un ataque israelí con misiles durante la noche en la ciudad de Gaza. Jueves, 17 de julio 2014 © AP Photo/Lefteris Pitarakis
¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 68.501 firmantes

Petición antes del cierre

Cualquier ataque indiscriminado sobre población civil es un crimen de guerra. ¡ACTÚA!

Esta acción ha finalizado (5 de agosto de 2014)

El 31 de julio el Gobierno español decidió suspender temporalmente la exportación de material de defensa a Israel. España ha sido el primer país en adoptar esta medida y desde Amnistía Internacional lo valoramos muy positivamente. Seguiremos trabajando para que el gobierno español mantenga esa decisión hasta la imposición de un embargo por parte de la ONU y que promueva que otros países también la adopten.

Además, acogemos con satisfacción la decisión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 23 de julio por la que se establece una comisión de investigación que esperamos investigue todos los abusos y violaciones del derecho internacional cometidas por todas las partes en el contexto de las actuales hostilidades. Esta comisión representa una oportunidad de romper la espiral de impunidad persistente en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados. Desde Amnistía Internacional le daremos especial seguimiento y os mantendremos al tanto.

Petición antes del cierre

“Vi a mi tío salir corriendo de la casa llevando a mi madre muerta en sus brazos. Yo gritaba pidiendo verla [...] y luego fui al hospital para ver si alguno había sobrevivido […] encontré a mi hermano Tareq aún con vida, pero murió más tarde. Me dio un ataque de ansiedad y me inyectaron un tranquilizante”

 Yasser Mahmoud Lutfi al-Hajj, uno de los dos supervivientes del ataque que costó la vida a ocho miembros de la misma familia en el campo de refugiados de jan Yunis, en la Franja de Gaza.

 

Según datos de Naciones Unidas, más de 1.700 palestinos, la mayoría civiles, incluidos más de 380 niños y niñas y 196 mujeres, han muerto ya durante la operación militar israelí Margen Protector. Además, y de acuerdo al Ministerio de Salud palestino, más de 9.000 personas, casi 2.700 de ellas menores de edad, han resultado heridas y más de 480.000 han tenido que abandonar sus hogares en la Franja de Gaza. 

El lanzamiento indiscriminado de cohetes por parte de grupos armados palestinos ha causado la muerte tres civiles, y numerosos daños materiales en Israel.  Además, 64 soldados israelíes han muerto en los enfrentamientos.

El bombardeo continuo de hogares en varias zonas de la Franja de Gaza, así como el ataque contra  hospitales y otras instalaciones médicas por parte de Israel podrían ser crímenes de guerra. Por ello, es urgente que se lleve a cabo con urgencia una investigación internacional independiente.  Los grupos armados palestinos han seguido disparando indiscriminadamente cientos de cohetes contra Israel en contravención del derecho internacional, lo cual también podría ser constitutivo de crímenes de guerra. 

Ante esta situación, la respuesta de la comunidad internacional es manifiestamente insuficiente. Es necesario dar un paso adelante en defensa de la población civil y exigir a ambas partes que respeten el derecho internacional. La ONU debe imponer un embargo de armas a todas las partes del conflicto, y todos los Estados deben suspender inmediatamente las transferencias de munición y equipo militar a Israel, a Hamás y a otros grupos armados palestinos de la Franja de Gaza . España, como parte de la comunidad internacional puede y debe mostrar su solidaridad y apoyo a todas las personas afectadas por esta escalada de violencia. 

Tanto en Gaza como en Israel, la población civil lleva años sufriendo tragedias, derramamiento de sangre y pérdida de vidas, sin que se haya rendido cuentas por ello. Este mensaje de impunidad destruye cualquier esperanza de la población civil.

No podemos seguir mirando hacia otro lado mientras la cifra de muertos, heridos y destrucción aumenta. Actúa ahora para exigir medidas concretas que permitan detener la violencia y ofrecer justicia a las víctimas inocentes.

 ¡Actúa!