Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Irán castiga a presa de conciencia privándola del contacto con sus hijos

¡Gracias!

Esta acción ha finalizado. Hemos sido 25.690 firmantes

Damos las gracias a las miles de personas que han respaldado nuestra petición para que las autoridades iraníes pongan en libertad a la defensora de derechos humanos Narges Mohammadi.

Desde Amnistía Internacional seguimos trabajando para lograr su liberación, para que respeten su derecho a tener contacto regular y frecuente con sus hijos y para que tenga acceso a la asistencia médica que necesita. En Irán son muchos los presos y presas de conciencia encarcelados sólo por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión y es necesario que sigamos ejerciendo presión sobre las autoridades iraníes.

Petición antes del cierre

La destacada defensora iraní de los derechos humanos Narges Mohammadi cumple dos condenas, una de seis años y otra de 16, ambas relacionadas con su incansable trabajo en favor de los derechos humanos. Es presa de conciencia.

Pero a estas penas se suma otra que tiene que ver con su condición de madre. Narges tiene dos gemelos de nueve años con los que apenas puede mantener contacto. Verlos ya es casi imposible porque los niños se fueron a vivir al extranjero con su padre hace más de un año. Pero las autoridades también le han estado "castigando" no permitiéndole ni siquiera hablar con ellos por teléfono. En protesta por esta situación, Narges inicio en junio una huelga de hambre que sólo dio por concluida cuando se le permitió hablar con sus hijos durante 30 minutos. También consiguió que el fiscal le entregase un documento en el que se compromete a que pueda llamarles una vez a la semana.

 

La huelga de hambre ha empeorado su estado de salud ya que está gravemente enferma al padecer embolia pulmonar y un transtorno neurológico. Necesita atención médica especializada constante, que no pueden prestarle en la prisión.

A pesar de su debilidad, Narges, después de hablar con sus hijos, escribió una carta abierta  en la que expresa su sincero agradecimiento a todas las personas que se han solidarizado con su causa. También rinde homenaje a las madres encarceladas que, como ella, están privadas del contacto con sus hijos e hijas, así como a las demás mujeres en prisión y, en general, a los presos y presas políticos y de conciencia que hay en Irán.

Narges necesita y merece tu ayuda. Exige su liberación a las autoridades iraníes.