Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Sudán: El ex presidente Omar al Bashir debe ser juzgado por crímenes de guerra

© APGraphicsBank

En respuesta a la noticia de que el ex presidente de Sudán Omar al Bashir está detenido en la cárcel de Kober, en Jartum, Joan Nyanyuki, directora de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos, ha declarado:

Omar al Bashir está acusado de crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y genocidio, y debe ser entregado de inmediato al Tribunal Penal Internacional (TPI) para que se siga el proceso debido. Su caso no debe ser juzgado de forma apresurada en el sistema de justicia notoriamente disfuncional de Sudán. Debe hacerse justicia.

Un juicio ante el TPI no sólo es fundamental para las víctimas de los atroces crímenes que dieron lugar a su auto de procesamiento, sino que debe constituir un primer paso para garantizar justicia y rendición de cuentas en el país. Sudán debe tomar medidas urgentes para reconstruir su sistema de justicia, pero entretanto, la única manera de que las víctimas de sus presuntos crímenes vean un avance hacia la justicia es que Al Bashir se enfrente a un juicio justo en el TPI.”

Hasta que esto suceda, las autoridades de Sudán deben asegurarse de que Al Bashir, junto con todas las demás personas detenidas desde el golpe militar, está protegido frente a la tortura y otros malos tratos, típicos del encarcelamiento en Sudán.

“Más de diez años después de emitirse la primera orden de arresto contra él, en 2009, ha llegado el momento de que Al Bashir se enfrente a la justicia en el TPI”, ha dicho Joan Nyanyuki.

El TPI ha dictado dos órdenes de detención contra Al Bashir sobre la base de que hay motivos razonables para creer que, además de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad —incluidos asesinatos, exterminio y violaciones—, Al Bashir ha cometido genocidio contra los grupos étnicos fur, massalit y zaghawa.

Amnistía Internacional ha advertido a los países que no saboteen la justicia para las víctimas de los crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio de los que está acusado Al Bashir ofreciéndole asilo.