Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Irak: Surgen testimonios de ataques coordinados que mataron al menos a 20 manifestantes

© REUTERS/Alaa al-Marjani

Amnistía Internacional ha recopilado detallados testimonios de testigos presenciales del ataque coordinado lanzado por hombres armados no identificados en Bagdad la noche pasada, que se cobró las vidas de al menos 20 personas y causó heridas a más de 130.

La organización también ha verificado imágenes de Bagdad que corroboraban la declaración de los testigos que describían la llegada de flotas de hombres armados.

Los testigos describen la llegada de “innumerables hombres armados” en camionetas y pequeños furgones, mientras otros que se habían mezclado con la multitud dispararon y apuñalaron a manifestantes y atacaron e incendiaron partes del edificio del garaje al Sinak.

“Los testimonios que hemos recopilado dejan poco lugar a dudas respecto a que fue un ataque bien coordinado, y plantean serias cuestiones sobre cómo una flota de vehículos cargados de hombres fuertemente armados pudo atravesar aparentemente todos los controles de Bagdad y perpetrar semejante matanza”, ha manifestado Lynn Maalouf, directora de investigación para Oriente Medio de Amnistía Internacional.

“Los ataques de anoche son con mucho unos de los más sangrientos en una campaña continuada de intimidación y violencia contra manifestantes. Las autoridades iraquíes deben investigar urgentemente estos ataques y poner a sus autores en manos de la justicia; además deben actuar de inmediato para garantizar la protección de quienes se manifiestan. Si no lo hacen, transmitirán el mensaje de que esos abusos se tolerarán.” 

Un testigo contó a Amnistía Internacional: “Vinieron a matar. Abrieron fuego de inmediato. Atacaron a personas contra las que dispararon directamente, no dispararon al aire. No iban enmascarados. No creo que les importara que la gente los viera”.

Otro testigo contó a Amnistía Internacional: “Llegaron en camionetas y pequeños furgones. Innumerables hombres armados. No sabemos cómo atravesaron Bagdad sin que los interceptaran con la cantidad de controles que había”.

Un tercer testigo contó a Amnistía Internacional: “Fue aterrador, especialmente porque las cosas habían estado muy tranquilas los días anteriores. Las personas que se manifestaban tenían esperanza y habían dado mucha importancia a comportarse de forma organizada y pacífica. Todo el mundo se sentía fuerte tras la dimisión del primer ministro”.

Testimonio 1. Hombre; manifestante/periodista

Fue aterrador, especialmente porque las cosas habían estado muy tranquilas los días anteriores. Las personas que se manifestaban tenían esperanza y habían dado mucha importancia a comportarse de forma organizada y pacífica. Todo el mundo se sentía fuerte tras la dimisión del primer ministro, y por la manera en que las tribus habían protegido a los manifestantes en el sur. Quienquiera que hiciera esto anoche, no quería que esta paz durara. Quieren que la gente tenga demasiado miedo para salir a la calle o desafiar al orden establecido. Ahora los manifestantes piensan que esto no ha terminado. Todos creemos que volverán a por nosotros.

Llegaron en camionetas y pequeños furgones. Innumerables hombres armados. No sabemos cómo atravesaron Bagdad sin que los interceptaran con la cantidad de controles que había [...] Los que vinieron [...] venían a matar. Abrieron fuego de inmediato. Atacaron a personas contra las que dispararon directamente, no dispararon al aire. No iban enmascarados. No creo que les importara que la gente los viera. Llevaban [...] Kalashnikovs. Yo no vi apuñalamientos ni otro tipo de armas. En algunas partes de Al Sinak y Al Jilani se fue la luz.

Quizá porque ya no pueden cerrar Internet, ahora nos quitan la luz, pero lo vimos todo.

Testimonio 2. Hombre; manifestante

Anoche, no estaba demasiado lejos del edificio (el garaje al Sinak) cuando hubo una oleada de pánico. La gente empezó a decir que había hombres armados. Echamos a correr [...] Entonces vimos las camionetas y los furgones de los hombres armados que llegaban. Empezaron a disparar en todas direcciones contra los manifestantes. Todo parecía planificado.

Testimonio 3. Hombre; manifestante

Yo estaba allí anoche. Vi Kalashnikovs.

Oímos y vimos BKC (ametralladoras). Vi una caja vacía de munición de BKC. Había al menos siete BKC montadas en camionetas que entraron en la zona del puente de Al Sinak y el garaje Al Sinak. Mi amigo vio a algunos de los hombres armados que llevaban BKC.

No está claro cómo empezó. Lo que quedó claro es que ya habían colocado gente entre la multitud porque, cuando entraron, vinieron desde dos direcciones: unos desde Bab al ‘Adhem y los otros desde la plaza de Al Jilani. Cuando llegaron cerca del [edificio del] garaje, empezaron a disparar de inmediato. Entraron en el edificio y, como dentro hubo enfrentamientos, abrieron fuego. Varios de ellos llegaron también al puente de Al Sinak y empezaron a disparar contra los manifestantes.

Tenían un control total de la zona, desde el Santuario de Abdel Qader al Gailany hasta la plaza de Al Jilani: toda la calle a través de Al Sinak hasta el puente. Había hombres armados vestidos de civil disparando contra manifestantes. Mantuvieron el control hasta aproximadamente las seis de la madrugada. No es cierto que se retiraran durante la noche. Nadie va a darte una hora exacta porque era un caos absoluto. Eran nuestros peores miedos hechos realidad.