Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Guinea Ecuatorial: Libertad para los manifestantes pacíficos de la Copa Africana de Naciones

El bloguero y activista detenido en Guinea Ecuatorial, Celestino Okenve. © Particular.

Guinea Ecuatorial debe dejar en libertad de inmediato y sin condiciones a tres hombres que fueron detenidos hace dos semanas, acusados simplemente de manifestarse de manera pacífica en contra de la celebración en el país del gran campeonato de fútbol de África. Así lo han manifestado hoy un grupo de destacadas organizaciones internacionales que trabajan en cuestiones de derechos humanos y de transparencia.

Amnistía Internacional, la Asociación Pro Derechos Humanos de España, EG Justice, la Open Society Justice Initiative y la Plataforma Portuguesa das ONGD piden que Celestino Okenve, Antonio Nguema y Miguel Mbomio sean puestos en libertad de inmediato y sin condiciones.

Ejercer la libertad de expresión no puede ser jamás motivo de encarcelamiento; da una imagen muy negativa de Guinea Ecuatorial como sede de la Copa Africana de Naciones –ha señalado Steve Cockburn, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África central y occidental–. Las autoridades deben dejar en libertad de inmediato y sin condiciones a estos activistas de los derechos humanos, a quienes Amnistía Internacional considera presos de conciencia.”

“Las autoridades deben también garantizar que los activistas reciben protección efectiva contra la tortura y otros malos tratos y tienen acceso periódico a un abogado de su elección, a sus familias y a los servicios médicos que puedan necesitar.”

Los tres hombres fueron detenidos en vísperas de la Copa Africana de Naciones, campeonato de tres semanas de duración.  

Okenve fue detenido sin orden judicial el 14 de enero, cuando distribuía octavillas en Bata, ciudad de la provincia Litoral, en la región continental. En las octavillas se animaba a boicotear el campeonato, que dio comienzo el 17 de enero. Durante su detención, por un grupo de siete agentes de policía, fue golpeado. Según la información de que disponemos, la detención se llevó a cabo por orden del gobernador de la provincia de Wele-Nzas, quien dijo a Okenve que lo que hacía estaba mal e iba contra el presidente.

La policía detuvo además a un ex alumno de Okenve, Antonio Nguema, que se encontraba también allí. No estaba repartiendo octavillas, pero lo detuvieron al preguntar a los agentes el motivo de la detención de aquél. Llevaron a ambos a la Comisaría Central de Policía de Bata, donde, a su llegada, Okenve quiso otra vez saber por qué lo habían detenido y fue golpeado por un agente.

El 16 de enero fue detenido en Bata un tercer hombre, Miguel Mbomio, por tener la octavilla contra la celebración del campeonato de fútbol. No conocía a Okenve ni sabía que había sido detenido, sino que había ido a la Comisaría Central de Bata por un asunto privado. El agente de policía que lo atendía vio que tenía la octavilla y lo detuvo.

Desde su detención, los tres hombres han tenido muy limitado el acceso a su abogado, a quien no se ha permitido asistir a los interrogatorios ni se ha informado de los cargos formulados contra ellos.

El informe policial indica que Okenve ha sido acusado de “desestabilización” de la Copa Africana de Naciones, aunque no ha comparecido ante un juez. Las cinco organizaciones consideran que los tres hombres están privados de libertad arbitrariamente y que han sido detenidos únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y de reunión.

Okenve es economista, ingeniero y ex profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, donde enseñaba comunicación. Es también el coordinador del Foro Solidario para Guinea Ecuatorial y un conocido bloguero y activista político.  

“Guinea Ecuatorial tiene que poner fin de inmediato a estas tácticas represivas y arbitrarias, utilizadas para intimidar y silenciar a quienes se muestran críticos –ha afirmado Tutu Alicante, director ejecutivo de EG Justice–. Si el presidente Obiang se encuentra a gusto deteniendo arbitrariamente y negando justicia a los ciudadanos mientras los ojos de África están puestos en Guinea Ecuatorial, tiemblo al pensar lo que nos espera a partir de ahora, hasta las elecciones presidenciales del año próximo.”

Cómo puedes ayudar